Última Hora

Una persecución policial provocada por el conductor de un vehículo en estado de ebriedad terminó en un accidente frontal en Zapote.

Por varios kilómetros los policías le dieron persecución la noche de este lunes hasta que el chofer decidió ingresar en sentido contrario impactando contra al menos tres vehículos.

Afortunadamente, a pesar de la aparatosa colisión no se reportaron personas heridas de gravedad.

El reporte oficial indicó que el conductor resultó positivo tras la prueba de alcoholemia.

El hombre fue procesado por infringir la ley de tránsito según lo que corresponde.