Última Hora

El incremento en el consumo de agua por parte de la población, debido a la emergencia nacional que vive el país por la pandemia del Covid-19, le impide a la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) recuperar los niveles del preciado líquido en sus tanques.​

Desde el 16 de marzo, el consumo de agua potable se disparó de forma abrupta tras la declaración de emergencia, provocando fluctuaciones o cortes en el servicio.

“En las últimas dos semanas hemos estado recibiendo reportes de baja presión y aire en las tuberías del Sector de Santa Elena en San Isidro de Heredia, esto ocurre en las horas de la mañana y la media tarde, recuperándose por las noches y madrugadas”, aseguró el ingeniero del negocio de Agua Potable, Michael Sánchez.

ESPH considera que el aumento se ha dado, en mayor medida, durante el día porque las personas que están en sus viviendas aprovechan la cuarentena para realizar trabajos domésticos.

“Tomando en consideración que la situación actual demanda de tener agua disponible en las casas, no se aplicará racionamiento en este sector. Es preferible que las personas tengan agua con baja presión o aire a que pasen varias horas sin el recurso disponible”, mencionó Sánchez.

La Empresa de Servicios Públicos de Heredia asegura que al consumo desmedido de agua se le suma la época seca: los ríos tienen un menor afluente lo que provoca que ingrese menos agua a los sistemas.

Los sistemas de tanques, bombeos, sensores remotos y otros equipos que permiten llevar agua a los abonados de la ESPH, así como los 26 pozos, se encuentran trabajando al máximo, asegura la institución.    

El Ministerio de Salud le pide a la población lavarse las manos frecuentemente para evitar que sigan aumentando los casos de Covid-19 en el país.