Última Hora

17 choferes fueron detenidos, durante la noche del viernes y la madrugada del sábado, por conducir bajo los efectos del alcohol.

Esta información fue confirmada por el Ministerio de Seguridad Pública. Las conductores en estado de ebriedad fueron sorprendidos en los diferentes controles de restricción vehicular sanitaria.

Por ejemplo, en las cercanías de la Universidad de Costa Rica (UCR), en San Pedro de Montes de Oca, los cuerpos policiales capturaron a dos sujetos por esa causa.

"Es inconcebible que ya en el tercer día de operación nos sigamos encontrando gente en total estado de ebriedad. Parece que no se han dado cuenta de la emergencia por la que está atravesando el país e insisten en seguir saliendo a la calle", manifestó Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública. 

"Conductores que toman decisiones incorrectas, ingieren bebidas alcohólicas y, posteriormente, se aventuran a conducir en una condición peligrosa, riesgosa: se exponen ellos, a sus acompañantes y a terceras personas inocentes", agregó German Marín, director de la Policía de Tránsito.

Todos los detenidos quedaron a las órdenes del Ministerio Público. 

Multas en aumento

Entre las 10:00 p.m del viernes y las 5:00 a.m del sábado, 266 conductores recibieron una multa de ¢23.000 por irrespetar la restricción vehicular sanitaria.

El número de infracciones sigue en aumento desde que empezó a regir la medida a inicios de semana; a la fecha se contabilizan 812 boletas. Este es el detalle:

  • 25 de marzo: 159 infracciones
  • 26 de marzo: 169 infracciones
  • 27 de marzo: 218 infracciones
  • 28 de marzo: 266 infracciones

Debido al desacato de algunos conductores y al aumento en los casos de Covid-19, las autoridades aplicarán controles más rigurosos. 

A partir de este sábado, el horario de la restricción vehicular sanitaria se ampliará de 8:00 p.m a 5:00 a.m. La nueva franja horaria aplicará, únicamente, durante los fines de semana (viernes, sábado y domingo).

En los operativos también participan las policía municipales de distintos cantones, la Policía Profesional de Migración y la Policía de Tránsito de la UCR.