Última Hora

La incertidumbre causada por el coronavirus provoca ansiedad y miedo. Si esas emociones se despiertan en personas con alimentación y vivienda, muchos se preguntan: ¿cómo afrontan los habitantes de la calle la pandemia del Covid-19?​

Algunos indigentes no tienen albergues donde quedarse ni comida para alimentarse. Con la pandemia la situación se tornó más complicada, ya que muchos albergues cerraron y las pocas personas que les llevaban alimentos no regresaron por miedo al contagio.

Son escasas las agrupaciones que se mantienen trabajando con el fin de ayudar a esta población vulnerable.

Una de estas es la organización sin fines de lucro 'Chepe Se Baña', a cargo de Mauricio Villalobos.

Mauricio le explicó a Teletica.com las medidas que implementan para ayudar a los habitantes en condición de calle en tiempos del coronavirus.

Primero abrieron puestos informativos en la capital, donde se les habla a las personas en condición de calle sobre la enfermedad, síntomas, etc. Además, se les entregan volantes personalizados con la información.

Estas acciones las realizan, en conjunto con el Ejército de Salvación, en distintos puntos de la capital como el Parque La Merced y zonas rojas. Asimismo, en alianza con el Ministerio de Salud y el Hospital San Juan de Dios.

“Estamos en ruta con los lavamanos móviles, motivándolos a que se laven las manos, les llevamos productos de limpieza como jabón, alcohol en gel, toallas para el secado de manos. Les hablamos de la prevención. Siempre seguimos con los protocolos de mantener un metro y medio de distancia”, aseguró Villalobos.

Chepe Se Baña le presentó a las autoridades un plan para hacer un campamento preventivo de hombres y mujeres de la tercera edad en la calle. “Solos nosotros no podemos, necesitamos apoyo de muchas organizaciones”, agregó el director de la organización.

Pronto iniciarán brigadas en las noches para repartir refrigerios a los indigentes, siguiendo los protocolos; por ejemplo, con cubiertos individuales y desechables.

“Ahora hay aglomeraciones grandísimas (por la emergencia hay más). Llegaremos con médicos y, si es necesario, los referimos a un centro médico”, indicó Villalobos.

Mauricio Villalobos contó que los habitantes de calle le expresan preocupados “nos vamos a morir de hambre o del virus”. Es por esto que él insiste en seguir trabajando para ayudar a una de las poblaciones más vulnerables.