Última Hora

Los diputados aprobaron este martes en primer debate el expediente 21.759, “Ley para fortalecer el combate a la pobreza extrema mediante la inyección de recursos”.

La iniciativa, que será votada en segundo debate este próximo jueves, permitirá el traslado de alrededor de ₡12.000 millones anuales del recorte a las pensiones de lujo al Régimen No Contributivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), destinado precisamente a la atención de las poblaciones más pobres.

El proyecto, que contó con el apoyo de 47 legisladores y solo recibió un voto en contra (el independiente Erick Rodríguez), había sido dispensado de todo trámite el sábado anterior para agilizar su votación, esto en atención de la emergencia que atraviesa el país por el nuevo coronavirus.

El Gobierno decidió mantener esta iniciativa dentro de las sesiones extraordinarias debido al impacto inmediato que puede tener en la atención de los sectores más vulnerables de la sociedad. 

Originalmente la intención de los diputados era que esos 12.000 millones que permitió el recorte a las pensiones de lujo aprobado el año anterior se trasladaran a la atención de los programas de Fodesaf para la atención de la pobreza; sin embargo, diferentes consultas a la Sala Constitucional evidenciaron que esto provocaría vicios, pues los dineros de pensiones solo pueden ser utilizados en pensiones. 

De esta forma el beneficiado será el Régimen No Contributivo, que recibirá esta inyección de capital precisamente para alimentar las contribuciones que mes a mes reciben los más necesitados.

 El segundo debate se llevará a cabo este próximo jueves también en el auditorio nacional del Museo de los Niños, sede alterna del Plenario mientras dure la emergencia nacional decretada por el Covid-19.