Última Hora

Madrid, España | AFP | España registró este domingo 394 fallecidos en 24 horas por el coronavirus que pone en aprietos al sistema sanitario, con casi 3.500 trabajadores infectados y una movilización extraordinaria de recursos para poder atender a los miles de pacientes.

En la capital española, el ejército empezó a trasladar por la noche a los primeros 200 pacientes de un hospital de campaña habilitado en el enorme pabellón de congresos IFEMA, donde se habían instalado filas de decenas de camas con sábanas blancas.

Según el gobierno regional, ya se instalaron 1.300 camas de las 5.500 que tendrá, 500 de ellas para cuidados intensivos. Se trata de la mayor estructura de este tipo creada en Europa para hacer frente al coronavirus.

Cuando comienza la segunda semana de confinamiento casi total para 46 millones de españoles, la epidemia no da tregua: 394 personas fallecieron en las últimas 24 horas, lo que supuso un aumento de casi el 30% y elevó el balance global a 1.720 víctimas.

El número de contagios detectados creció en 3.646 personas para superar los 28.500 infectados de los que más de la mitad requirieron hospitalización y 1.785 se encontraban este domingo en unidades de cuidados intensivos.

A lo largo de la tarde está prevista una comparecencia del jefe del gobierno Pedro Sánchez en la que, según la prensa nacional, podría anunciar una prórroga de dos semanas más del estado de alarma previa autorización del Congreso.

"Desgraciadamente, lo peor está por llegar", avisó con gravedad en una comparecencia televisada en la víspera.

"Estamos en un momento muy crítico y van a llegar días muy duros, para los cuales nos tenemos que preparar desde el punto de vista psicológico y emocional", añadió Sánchez.

En su parte diario este domingo, el director de emergencias sanitarias advirtió que esta semana es "el momento clave", confiando en que "si hay suerte, conseguiremos doblar la curva" de contagios.