Última Hora

La junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social acordó reducir en un 75% la base mínima contributiva para los seguros de salud y pensiones.

El anuncio lo realizó el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, como una forma de reducir el riesgo de despidos masivos en medio de afectación económica por el nuevo coronavirus y de adaptarse además al proyecto de reducción de jornadas laborales, que será votado este sábado en segundo debate.

La base mínima contributiva es el salario base por el que todos los trabajadores deben cotizar para los seguros de salud y pensiones. En el caso del primero ese monto mínimo pasará de ₡294.619 a ₡73.654, mientras para el segundo bajará de ₡275.759 a ₡68.639.

Esto significa que los contribuyentes que vean afectados sus ingresos por motivo de la emergencia podrán seguir cotizando para ambos seguros.

“La intención es que las empresas que enfrenten severas dificultades por flujo de caja ojalá opten por mantener su planilla. La idea es que entre el despido y reducir las jornadas opten por esa segunda opción y que las personas afectadas puedan tener un ingreso para sus familias”, dijo Macaya.

El proyecto en discusión propone una disminución de hasta 75% en las jornadas de trabajo para las empresas más afectadas por los efectos de la pandemia.

La disminución en el salario sería proporcional al tiempo que se deja de laborar.

El proyecto fue votado en primer debate por los diputados este jueves de manera unánime, por lo que no enfrentaría oposición en esa segunda ronda de votación.