Última Hora

El Torneo de Clausura 2020 podría finalizar sin público en las gradas si se reanudan los partidos luego de la crisis por el coronavirus que se presenta en nuestro país.

Esto porque el decreto presidencial señala que las actividades masivas en territorio costarricense quedarán suspendidas hasta el mes de setiembre.

Con este panorama, los clubes no podrán abrir las puertas de sus estadios al público y la culminación del certamen se daría a puerta cerrada en el mejor de los escenarios.

“La suspensión se basará en la determinación de aquella actividad que favorezca el surgimiento de una cantidad muy elevada de cadenas de transmisión simultáneas o que se puedan dar en un corto periodo de tiempo”, señalan autoridades del Ministerio de Salud.

Además, especifica que ninguna actividad de este tipo podrá ser reprogramada antes de setiembre de 2020, momento donde entrarán a regir otro tipo de medidas que afectaría directamente a las taquillas.

El decreto 42221-2 establece que a partir de setiembre las actividades masivas solo podrán tener un aforo máximo de 50%, en octubre del 75% y a partir de noviembre completar la ocupación total.

Los presidentes de clubes de la Primera División ya analizan alternativas ante la crisis económica que ya se percibe, sin embargo, de momento no se valoran cambios al formato ni mucho menos declarar el torneo desierto.

“El enfoque es mantener el calendario tal y como está, tenemos hasta el 13 de abril e incluso calculamos que un mes más nos permitiría acomodar antes del mes de junio lo que nos falta del torneo”, señaló Fernando Ocampo, presidente de Liga Deportiva Alajuelense.

Con la suspensión oficial, el Torneo de Clausura 2020 deberá reprogramarse a partir de la fecha 16 y con Saprissa como líder con 33 puntos, seguido por Alajuelense (29), Herediano (26) y Jicaral (22).

Quedan siete jornadas de la fase regular, la disputa de la cuadrangular y de ser necesario una final nacional para definir al campeón.