Última Hora

A sus 42 años, el mariscal de campo Tom Brady, poseedor de un récord de seis títulos de Super Bowl, anunció el viernes que continuará su carrera en los Tampa Bay Buccaneers de la NFL.

Considerado el mejor jugador en su puesto de la historia, Brady había anunciado el martes que abandonaba los New England Patriots después de dos exitosas décadas liderando el equipo que entrena Bill Belichick.

"Emocionado, humilde y hambriento", se definió Brady en un post que subió a su cuenta de Instagram junto a una fotografía en la que aparece firmando su nuevo contrato.

"Estoy comenzando un nuevo viaje en el football (americano) y estoy agradecido a los Buccaneers por darme la oportunidad de hacer lo que amo. Estoy deseando conocer a todos mis nuevos compañeros de equipo y entrenadores y demostrarles que pueden creer y confiar en mí", escribió Brady, que está casado con la modelo brasileña Gisele Bündchen.

Los Buccanners, un equipo alejado de la élite de la NFL, también anunciaron el fichaje en sus redes sociales y dijeron que Brady había firmado un contrato multianual, mientras la cadena ESPN reportó que el acuerdo es por dos años.

Los jugadores de la NFL se encuentran en este momento en periodo vacacional tras el fin de la temporada en febrero, pero la incertidumbre generada por la pandemia del COVID-19 también rodea a esta competición, que ya ha tenido que cancelar eventos y prohibir los desplazamientos de jugadores en el lapso de agencia libre que empezó el miércoles.

Varios medios estadounidenses informaron que el acuerdo le reportará a Brady unos 30 millones de dólares por temporada, lo que significaría una cifra récord para un agente libre, batiendo la marca de 28 millones de dólares anuales de Kirk Cousins.

"Si hay algo que he aprendido sobre football (americano), es que a nadie le importa lo que hiciste el año pasado o el año anterior a ese. Te ganas la confianza y el respeto de los que te rodean a través de tu compromiso cada día", dijo Brady, tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL.

"Siempre he creído que lo que está bien hecho es mejor que lo que está bien dicho, así que no voy a decir mucho más (...) Solo voy a ponerme a trabajar", concluyó la estrella, que el próximo agosto cumple 43 años.

Los Buccaneers, propiedad del dueño del Manchester United, Malcolm Glazer, no han conseguido alcanzar los playoffs de la NFL desde 2007 -la segunda peor racha en la liga tras la de Cleveland- y únicamente han ganado un campeonato en su historia.

Sin embargo, los Bucs confían en que Brady sea la pieza que le faltaba a su potente ofensiva para aspirar a grandes metas como la de llegar a la Super Bowl en 2021, que se disputará en el estadio Raymond James de Tampa Bay.

'Campeón acreditado'

En su anuncio, los Buccaneers declararon que van "a por todas" con este fichaje y que Brady es "el mejor de todos los tiempos".

El mánager general del equipo, Jason Licht, era miembro de la dirección deportiva de los Patriots cuando eligieron a Brady en el remoto puesto 199 del draft de 2000.

"Tom es un campeón acreditado que ha logrado la grandeza en el campo porque exige lo mismo de sí mismo y de sus compañeros de equipo", dijo Licht.

"Conozco a Tom desde que lo reclutamos en Nueva Inglaterra hace 20 años y a través de este proceso quedó muy claro que su deseo de ser un campeón arde tan fuerte hoy como siempre. Posee el tipo de cualidades únicas liderazgo natural que impactarán inmediatamente en toda nuestra organización", afirmó.

Los Bucs, que ganaron su único título de Super Bowl en 2003, están entrenados por Bruce Arians, quien como técnico asistente tuvo a sus órdenes a otras estrellas de la NFL como Peyton Manning, en Indianápolis, y Ben Roethlisberger, en Pittsburgh.

Brady "proporcionará el liderazgo, la responsabilidad y la ética de trabajo necesarias para llevarnos a nuestro objetivo de ganar otro campeonato", auguró Arians.

Los Buccaneers, que tuvieron un balance de 7 victorias y 9 derrotas en 2019, ocupó el tercer lugar total en ofensiva en la pasada temporada. En su plantilla cuentan con dos receptores con más de 1.000 yardas en Mike Evans y Chris Godwin, una estrella emergente en el corredor Ronald Jones y dos fuertes alas cerradas en O.J. Howard y Cameron Brate. 

Ahora, con Brady en sus filas, es probable que Tampa Bay sea un mercado más atractivo para atraer a jugadores en el periodo de agencia libre.