Última Hora

La propuesta de ley del Gobierno para la reducción de jornadas laborales permitiría disminuir hasta un 75% del tiempo de trabajo como medida para mitigar el impacto económico del nuevo coronavirus.

La intención del Ejecutivo es que esta iniciativa permita a las empresas mantener a su fuerza laboral mediante una reducción en el tiempo laborado que, a la vez, permita un recorte en el pago de salarios.

El proyecto, compuesto por 10 artículos y un transitorio, establece que toda aquella empresa con una afectación de al menos 20% de sus ingresos, en comparación con el mismo periodo del año anterior como resultado inequívoco de los efectos del Covid-19, tendrá potestad de reducir hasta en un 50% las jornadas laborales de sus empleados.

Esa reducción será posible para todo el sector privado del país y deberá ser respaldada por una declaración jurada autenticada por un abogado.

El salario del trabajador, según la propuesta, se verá afectado proporcionalmente a la rebaja de su tiempo trabajado.

La disminución podría llegar hasta un 75% del tiempo, en caso de que la merma en los ingresos alcance un 60%, en los mismos términos anteriormente descrito.

El proyecto aclara que el cálculo de prestaciones e indemnizaciones laborales se deberá hacer con los salarios percibidos antes de la reducción de la jornada. La medida es temporal y excepcional, únicamente por la emergencia nacional decretada debido al coronavirus.

La directriz se extenderá hasta por tres meses luego de su aprobación y podrá ser prorrogada por un periodo idéntico.

Urgencia

La medida es una de tres que impulsa el Gobierno para atender el impacto de la pandemia en el país, que ya suma 69 casos y este miércoles reportó su primera víctima mortal.

El proyecto fue presentado esta tarde ante los diputados de la Asamblea Legislativa y será discutido mañana mismo en el Plenario, que sesionará de manera extraordinaria en horas de la mañana y luego continuará con su jornada ordinaria en la tarde.

Los legisladores acordaron este miércoles dispensar al proyecto de todo trámite, tal y como sucedió este martes con la iniciativa de “alivio fiscal”, votada en primer debate ayer mismo.

Los diputados acordaron, además, levantar la sesión de manera anticipada para discutir junto a la ministra de Trabajo, Geaninna Dinarte, esa propuesta.

La jerarca, junto a los diferentes jefes de fracción, expondrá los pormenores e intenciones del proyecto con el fin de que el texto a discutir sea lo más claro posible, tal y como sucedió con el ministro de Hacienda en el caso de la iniciativa de moratoria fiscal.

Dinarte, además, expuso a los diputados el decreto que permitiría la suspensión de contratos laborales con motivo del Covid-19, una decisión que los diputados esperan traiga agilidad al sector económico para la atención de la crisis.

Precisamente, el proyecto de reducción de jornadas admite la posibilidad de esa suspensión en caso de que el trabajador no acepte una modificación temporal a su contrato. Si la suspensión no es aceptada tampoco, el trabajador podrá dar el contrato por terminado de manera unilateral y sin que se extingan sus derechos a obtener las indemnizaciones de ley.

El proyecto establece sanciones para aquellas empresas que utilicen esta medida para un fin distinto al de la preservación del empleo o con uno discriminatorio, lo mismo que para aquellas que aporten datos falsos en sus declaraciones juradas o cualquier otra información oficial.