Última Hora

Tras una gira europea para ver a varios legionarios que tuvo que no pudo concluir debido a la creciente amenaza del COVID-19 en el Viejo Continente, el técnico de la Selección Nacional, Rónald González, fue puesto en cuarentena a medida de prevención.

El estratega no presenta ningún síntoma, pero las medidas son tomadas debido a que estuvo en países de alto riesgo.

“Me encuentro bastante bien. No he tenido ningún síntoma. En Europa siempre tuvimos mucho cuidado, sobre todo cuando se empezó a propagar la enfermedad con más fuerza, pero estoy siguiendo las recomendaciones médicas porque es una responsabilidad que tengo con las personas”, mencionó el timonel de la Tricolor en un comunicado de prensa de la Fedefútbol.

Pese a ya sumar su cuarto día de cuarentena, el seleccionador aseguró mantenerse en constante comunicación con su cuerpo técnico.

“Teníamos toda una planificación que en este momento se está viendo varada por la situación sanitaria que vive el mundo. Estábamos con un constante seguimiento de los jugadores que militan en el exterior, pero prácticamente todas las ligas fueron suspendidas por lo que se nos dificulta un poco lo que queremos hacer”, indicó González.

Una de las principales preocupaciones del técnico es la falta de actividad de todos los jugadores debido a la crisis del coronavirus.

“Con nuestro preparador físico, Erick Sánchez, estamos comunicándonos con los legionarios y, en caso de que les suspendieran los entrenamientos, les hemos solicitado el plan físico que deberán cumplir desde sus casas, así como les hemos dicho que no pueden parar, se deben mantener en óptimas condiciones para cuando vuelvan a la competencia”, añadió.

Finalmente, González hizo un llamado a las autoridades que rigen el fútbol nacional a que prevalezca la salud por encima de todo.

“Aunque nos preocupa y ocupa nuestro trabajo la prioridad debe ser la salud, por lo que seguiré en constante comunicación con mi cuerpo técnico para, desde nuestros hogares, tratar de avanzar en el plan original, pero no vamos a arriesgar la integridad de los colaboradores al enviarlos a los estadios”, concluyó.