Última Hora

Las autoridades de Salud y Seguridad Pública ejecutan desde este lunes la orden de cierre impuesta a bares, discotecas y casinos de todo el país.

La directriz ejecutiva, enfocada en contener la propagación del nuevo coronavirus, entró en vigencia hoy; sin embargo, este domingo diferentes policías municipales iniciaron con operativos para abogar por cierres voluntarios de esos establecimientos.

“El día de ayer aprovechamos un operativo que teníamos en Pavas para empezar a acercarnos a los dueños de los bares. Así logramos el cierre de 60% de los bares que hay ahí de manera voluntaria, el restante 40% continuó operando”, explicó el jefe de la Policía Municipal de San José, Marcelo Solano.

Según el director, ese cuerpo policial iniciará esta tarde con un amplio operativo por toda la capital para verificar que los 98 bares, 24 clubes nocturnos, 22 casinos y 7 discotecas ahí registrados estén cerrados.

En esa lista también hay que agregar algunos de los 504 restaurantes que operan en la capital, porque muchos también poseen una patente de bar.

“Hoy es un operativo de primera intención, recordándoles que la directriz ejecutiva es de acatamiento obligatorio e inmediato y que tienen que cerrar. Aquellos que se nieguen se les clausurará el local por la fuerza”, señaló.

Ese proceso de clausura obligaría al cierre del establecimiento por al menos un mes y acarrea una sanción económica que oscila entre uno y 10 salarios base.

Solano explicó que en un recorrido realizado el día de ayer por el caso central de la capital se observó que solo el 10% los locales estaban cerrados.

En el caso de los restaurantes, la orden presidencial es que no pueden superar el 50% de su capacidad.

“Aquí también es una cosa de responsabilidad ciudadana, si usted llega a un restaurante y ve que está casi lleno su deber es no ocupar una mesa más, esto es un trabajo de todos”, dijo el jefe policial.

Más cierres

Las autoridades también confirmaron el cierre de otros establecimientos en las provincias de Heredia y Alajuela.

En San Pablo de Heredia, por ejemplo, la policía municipal de ese cantón cerró 20 establecimientos y hoy continuará con los operativos.

“En la mayoría de los casos todo transcurrió con normalidad, es normal que a veces la gente que está ahí se moleste por la decisión, pero les explicamos que es un deber de todos y que los cierres son momentáneos, por lo menos mientras se levante la alerta”, explicó el jefe de ese cuerpo policial, Luis Moncada.

La Policía Municipal de Heredia, por su parte, confirmó que hoy inició con un proceso de recordatorio de cierre a todos sus patentados. Las verificaciones se realizarán junto a la Fuerza Pública.

La municipalidad central de esa provincia tiene registrados 170 restaurantes, 20 bares, una discoteca y una sala de eventos.

La directriz ejecutiva también ordenó el cierre del Parque de Diversiones. Otros establecimientos como sodas o 'food courts' deben respetar la orden de no sobrepasar el 50% de su capacidad, caso contrario se exponen ser clausurados.

Este lunes, el Gobierno anunciará nuevas medidas para luchar contra la pandemia.