Última Hora

La Conferencia Episcopal pidió a los fieles católicos no asistir a la Santa Eucaristía si presentan síntomas de enfermedad respiratoria. La indicación pretende disminuir el riesgo por la circulación del nuevo coronavirus.

“Solicitar a los fieles con alguna sospecha de estar contagiado de este virus o que tengan una afección respiratoria no acudir a la Eucaristía, sino que sigan la Santa Misa a través de la radio, de la televisión o a través de los medios digitales”, indica un documento firmado por los Obispos.

Debido a la alerta sanitaria, la Conferencia Episcopal levantó el precepto, es decir, la asistencia a la celebración dominical no es obligatoria. Eso sí, solo es válido para personas enfermas, adultas mayores o con factores de riesgo como el asma, la diabetes y la hipertensión.

La Iglesia Católica también pide a las personas enfermas abstenerse del sacramento de la reconciliación, “salvo en casos de calificada necesidad espiritual”, amplía el comunicado.

Las nuevas disposiciones se unen a las definidas días atrás, por ejemplo, evitar el contacto físico durante el saludo de la paz y la entrega de la “comunión” exclusivamente en la mano.

Las autoridades eclesiásticas se reunieron esta semana con el Ministro de Salud, Daniel Salas.