Última Hora

El coronavirus también golpea la industria del cine, se cambió la fecha de estreno de Rápidos y Furiosos 9 (F9).

La película se iba a estrenar el 22 de mayo de este 2020, pero debido a la pandemia se retrasa hasta el 2 de abril del 2022.

La productora comunicó a través de su cuenta en Twitter:

"Para nuestra familia de fanáticos de Rápidos y Furiosos en todo el mundo.
Sentimos todo el amor y la expectativa que tienen para ver el próximo capítulo de nuestra saga."

"Por eso es especialmente difícil informarles que tenemos que cambiar la fecha de estreno de la película. No será posible que nuestros fanáticos de todo el mundo vean la película este mes de mayo."

"Hemos cambiado la fecha de lanzamiento global a abril de 2021, Norte América estrenará el 2 de abril. Si bien sabemos que hay una decepción por tener que esperar un poco más, este movimiento se hace pensando en la seguridad de todos como nuestra principal consideración."

"Cambiarse permitirá a nuestra familia mundial experimentar juntos nuestro nuevo capítulo. Nos vemos la próxima primavera. Mucho amor, su familia Rápida y Furiosa".

En 'F9'  participarán Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Jordana Brewster y Vin Diesel como protagonistas.

Y tendrá personajes nuevos como John Cena, Ozuna, Cardi B, Michael Rooker y Francis Ngannou.

Otras obras cinematográficas afectadas

La película de James Bond 'No Time To Die', también la corrieron de fecha, ahora la estrenarán en noviembre.

"Los productores de MGM, Universal y Bond, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, anunciaron hoy que después de una cuidadosa consideración y una evaluación exhaustiva del mercado teatral mundial, el lanzamiento de NO TIME TO DIE se pospondrá hasta noviembre de 2020", informaron desde su cuenta oficial de Twitter.

La otra película de alto perfil que se vio afectada por el Covid-19, fue 'Peter Rabbit 2'.

Este film iba a llegar a los cinemas de Europa y Estados Unidos el 27 de marzo, pero se postergará hasta el 7 de agosto.

La industria de cine estima pérdidas de $5 billones, por el cierre de cines en países como China.