Última Hora

A simple vista Gabriela Valverde es una portera como otras, llena de sueños y muchos retos.

Pero detrás de ella, hay una historia de superación. La actual portera del Saprissa FF, vivió momentos duros, ya que desde los 14 años tuvo adicción a las drogas y el alcohol.

Su amor por el fútbol pudo más que cualquier adicción y el deporte le permitió dejar atrás sus problemas.

El Saprissa le abrió las puertas hace cuatro años y eso jamás lo olvidará.

A sus 32 años, no solo vive del fútbol, sino que estudió y logró construirse su propio negocio.

Gabriela sueña con volver a la Selección Nacional pero mientras eso sucede, aprovecha y disfruta del deporte, con el Saprissa.

Observe la historia completa en el video adjunto.