Última Hora

A simple vista son futbolistas profesionales, pero en los equipos de Primera División existen emprendedoras, repartidoras de pan, profesoras de Educación Física, carniceras y también estudiantes.

Más allá de sus labores, hay algo que no puede faltar y es entrenar cuatro días a la semana y en horas de madrugada.

Del fútbol femenino no se puede vivir y eso lo tienen muy claro. Saben que para practicar su deporte favorito deben estudiar y trabajar.

Priscilla Tapia, Maria Paula Coto y Jazmín Elizondo, jugadoras del Herediano, cuentan su historia en el video adjunto.

Ellas se alistan para enfrentar el duelo más llamativo de la fecha 3 cuando visiten al Deportivo Saprissa.