Última Hora

En un partido intenso de inició a fin, Herediano y Alajuelense empataron 3-3 en un partido que tuvo de todo: emociones a granel, ritmo frenético de juego y hasta polémica.

Fácil fue uno de los juegos más disfrutables de lo que va del torneo.

Además, mostró a dos cuadros muy parejos, por algo se disputaba ver quién sería el único perseguidor del Saprissa.

El partido comenzó sin frenos. Nextaly Rodríguez aprovechó un mal pase de Bernald Alfaro para quedar solo ante Mauricio Vargas y definir a la izquierda para el 1-0 apenas en cinco minutos.


La acción hacía creer lo peor para los rojinegros, que en la última final nacional no pudieron en el Rosabal Cordero.

Pero como en todos los momentos difíciles, Jonathan McDonald apareció para dar tranquilidad a los manudos.

McDonald sacó un potente remate acomodado al lado izquierdo de Esteban Alvarado que por más que reaccionó no pudo llegar a la pelota. 1-1 en apenas 10 minutos y todo volvía a como inició.

Tras un cobro de tiro libre por parte de Randall Azofeifa que cimbró la pega entre el ángulo y el horizontal, la Liga reaccionó y consiguió una ventaja con una efectividad que poco habían mostrado antes.

Ariel Lassiter recibió una pelota en el área y su remate fuerte y rápido se terminó colando entre las piernas de Alvarado para “el túnel” y la ventaja manuda al 32’.

Azofeifa seguía como el orquestador del ataque rojiamarillo y por poco empata antes de ir al descanso, pero el portero Vargas se sacó un tapadón que le ahogó el gol.

Para la complementaria el duelo continuaba, pero ya había algo más de cuidado por parte de ambos clubes.

Alajuelense llevó peligro con la velocidad de Lassiter y la presencia de McDonald.

Pero fue el Herediano el que lograría empatar al 70’, en un tiro de esquina en el que cabeceó solo Keyner Brown para la paridad 2-2.


Pero la cachetada no hizo más que despertar a la Liga, que casi que en la siguiente que tuvo anotó. Bernald Alfaro, quien ya había fallado en la primera anotación, se reivindicó y sacó un remate fuera del área para poner en ventaja nuevamente a los rojinegros con el 2-3 al 75’.

De paso, el juego le permitió a los manudos ahuyentar los fantasmas del pasado en esta cancha, sobre todo en lo que a portería se refiere, pues Mauricio Vargas literalmente voló en un par de ocasiones para evitar la caída de su valla. Punto alto de los manudos sin duda.

No fue hasta que, en prácticamente la última jugada del partido, en la que el réferi Henry Bejarano pitó un polémico penal a Junior Díaz que transformó en anotación el goleador Yendrick Ruiz al 90+5’ para el 3-3 final.

Con este resultado, Alajuelense y Herediano siguen empatados en el segundo lugar con 26 puntos cada uno.

Repase las principales incidencias del juego acá: