Última Hora

Una alta responsable del gobierno chino fue abucheada por enfurecidos residentes que están confinados en sus domicilios en la ciudad de Wuhan, donde apareció el nuevo coronavirus en diciembre de 2019, según videos difundidos por internet.

Las imágenes, que circulan desde el jueves, fueron grabadas en un gran complejo residencial durante una visita de la vice primera ministra Sun Chunlan, única mujer entre los 25 miembros del buró político del Partido Comunista Chino (PCC), que muy inusualmente enfrentan al descontento popular.

"¡Es mentira!", gritaba la gente desde las ventanas de sus apartamentos, aparentemente en referencia a las promesas de las autoridades de llevarles víveres.

Confinados en sus casas, los habitantes dependen de los comités de barrio para recibir los productos, pero los supermercados apenas dan abasto para responder rápidamente ante la acumulación de pedidos en línea.

Contra lo esperado, las imágenes de la protesta no fueron retiradas de la red social Weibo, estrechamente controlada por los censores del gobierno. La prensa incluso se hizo eco de las dificultades de abastecimiento.

Según la agencia china Xinhua, Sun, que encabeza el grupo de trabajo del gobierno central encargado de la lucha contra la epidemia en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, pidió una "investigación a fondo" para responder a las "dificultades y problemas" de los habitantes y que se "garantice el abastecimiento" de productos urgentes.

Las autoridades de la ciudad --cuyos 11 millones de habitantes están en cuarentena desde el 23 de enero--, abrió una investigación en el complejo residencial de más de 3.000 habitantes para atender sus preocupaciones, según el diario Global Times.