Última Hora

La Iglesia Católica acatará, en todos sus extremos, las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud. La alerta por la eventual llegada del coronavirus obligó a las autoridades a tomar medidas para disminuir el contacto mano-boca.

Este jueves, el Arzobispo Metropolitano de San José, José Rafael Quirós, envió una carta dirigida a sacerdotes, miembros de la vida consagrada y fieles.

En el documento establece cambios en las celebraciones y encuentros comunitarios.

“A partir del día de hoy y hasta nueva indicación, en la Arquidiócesis de San José, la sagrada comunión debe distribuirse y recibirse únicamente en la mano”, confirma el oficio.

“El saludo de la paz se realizará mediante un gesto fraterno, no darse la mano o tocarse la cara. Además, tener en cuenta que según las normas litúrgicas, durante la Cuaresma se puede omitir el saludo de la paz”, agrega.

Monseñor José Rafael Quirós instó a quienes sirven en el altar, así como a la comunidad en general, a reforzar el lavado de manos para evitar eventuales contagios de COVID-19.