Última Hora

El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) nunca revisó ni siquiera conoció el decreto que permitió la creación de la polémica Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Así lo aseguró este miércoles el gerente de área de modernización del Estado de Mideplan Luis Román Hernández, el primer compareciente de la comisión especial encargada de investigar la fallida unidad.

Hernández aseguró ante los diputados que al ministerio se le sometió a consulta una primera propuesta de la UPAD, nunca la que finalmente recibió la firma del Presidente Carlos Alvarado.

“El segundo decreto nunca fue conocido por Mideplan, el primero fue al que se opuso, el segundo nunca jamás estuvo en estudio de Mideplan, jamás, fue pasado a la firma del señor viceministro sin que nadie de Mideplan opinara sobre ese decreto”, dijo el gerente.

El funcionario aseguró que entre esa primera versión y la aprobada había “grandes diferencias”, aunque reconoció que la solicitud de información confidencial estaba en los dos.

Hernández puntualizó que el ministerio hizo observaciones y señalamientos a esa primera propuesta en el sentido de que una posible dualidad de funciones con el propio Mideplan y un aumento en el gasto, algo que el propio Gobierno ha definido como improcedente.

“Nunca lo avalamos porque hay varias razones que están en el criterio técnico en donde se establece primero que hay un incremento en el gasto y tenemos un lineamiento que no se pueden aprobar reorganizaciones que signifiquen un incremento en el gasto, esa es la política de contención del gasto.

“Segundo que eso es labor de Mideplan y no se puede crear una unidad cuando ya existe esa competencia, había duplicidad por esa razón, además no se establecía ninguna naturaleza jurídica, entonces eso (la aprobación del decreto) se hizo al margen del marco de legalidad”, aseguró.

Hernández aseguró además que no es ilegal que un ministro se aparte o desconozca un criterio técnico de alguna institución, pero que para hacerlo tiene que justificarlo formalmente y además que esa decisión responda a un interés público, porque apartarse significa asumir la responsabilidad de esa decisión.

El exministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, aseguró en su interpelación ante los diputados que él firmó el decreto de UPAD sin conocer las observaciones que había hecho Mideplan pero confiado en que la firma del viceministro de Planificación era un respaldo a esta.

El gerente insistió, empero, que Daniel Soto firmó ese documento en cumplimiento con sus funciones como ministro en ejercicio, pero sin conocer nada de la UPAD.

Hernández añadió además que en la discusión original no estuvo tampoco Mideplan, sino que la consulta pasó entre el exministro de la Presidencia Rodolfo Piza y el ministro de Ciencia y Tecnología Luis Adrián Salazar.