Última Hora

El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) decidió suspender por dos años a Pablo Quesada Ramírez, entrenador de porteros de Fútbol Consultans quien agredió a un árbitro el pasado fin de semana.

Además de los dos años de suspensión, Quesada deberá pagar 60 mil colones de multa.

El incidente se presentó el pasado sábado 22 de febrero en el juego entre Sporting San José y Fútbol Consultants en el estadio Ernesto Rohrmoser, juego que fue suspendido al minuto 75 por la agresión de Quesada al árbitro asistente José Ovidio Solórzano.

Según el reporte arbitral, y la prueba de video, el miembro del cuerpo técnico de Fútbol Consultans fue expulsado al 75’ por “abandonar el área técnica para protestar de forma airada, utilizando lenguaje soez y vulgar contra el árbitro asistente número uno, José Ovidio Solórzano”.

Una vez expulsado, este se abalanzó violentamente en contra del árbitro asistente, golpeándolo en el rostro, lo que lo dejó algunos minutos desorientado y mareado en el suelo. Solórzano, aún en el suelo, recibió una patada en la espalda por parte de Quesada.

“Por estos motivos el Tribunal decidió sancionar con dos años a Quesada, los cuales serán contados a partir de la comunicación de este acuerdo, esto de conformidad con lo establecido en el artículo 39 inciso 2) del Reglamento Disciplinario del Fútbol de Liga de Ascenso. Dicho castigo está fundamentado en que los hechos realizados por Pablo Quesada fueron accionados mediante el uso de la fuerza desmedida y excesiva, no sólo golpeándolo con los puños de forma contundente en el rostro a la altura de la sien izquierda, sino que, además, aprovechándose de la vulnerabilidad en la que se encontraba en el suelo para agredirlo nuevamente”, citó la resolución.