Última Hora

La comisión de grupos de interés del fútbol de la FIFA manifestó este jueves su oposición a jugar partidos de clubes en el extranjero, confirmando la postura de la federación internacional, frente a los intentos de llevar algunos encuentros de las ligas nacionales a otros países.

Este grupo de la FIFA validó el principio según el que "los partidos nacionales oficiales deben disputarse en el territorio de la asociación concernida".

En octubre de 2019 la Liga intentó llevar a Miami el Villarreal-Atlético, pero un juez dio la razón a la Federación Española, que se oponía a la iniciativa. La temporada precedente también el campeonato español buscó jugar el Girona-Barcelona en la misma ciudad, sin lograrlo.

El presidente de la FIFA Gianni Infantino advirtió entonces que "no autorizaba celebrar este partido en Estados Unidos ni en otra localidad que no fuera el estadio del Girona".

España sí organizó su última Supercopa en el extranjero, en enero en Arabia Saudita, con triunfo para el Real Madrid. Italia y Francia también suelen celebrar este torneo fuera de su fronteras.