Última Hora

Planeó el viaje muchos meses antes de que apareciera el coronavirus en Wuhan, China. 

Al llegar a ese país esto fue lo que encontró una costarricense: pocas personas en las calles y un temor generalizado.

El idioma fue una barrera para informarse sobre lo que ocurría. Aunque no estuvo en Wuhan, la tica decidió tomar medidas preventivas para evitar el contagio del coronavirus.

Solo estuvo de paso por China porque su viaje de regreso salía de ahí. En el aeropuerto, antes de volver, tuvo que llenar esta declaración sanitaria. En ese documento le consultan a los pasajeros si estuvieron en Wuhan durante los últimos 14 días y si presentan algún síntoma como fiebre, tos y dificultad respiratoria.

Según datos de la Cancillería, solo hay reporte de cuatro costarricenses con domicilio en el lugar donde se originó el virus. Todos confirmaron que se encuentran bien de salud.