Última Hora

El número de muertos por la epidemia de neumonía viral en China ha subido a 54, después de que las autoridades de la provincia de Hubei informaran este domingo de 13 nuevas muertes y 323 nuevos casos confirmados.

Los últimos datos de Hubei, el epicentro del contagio, elevan a 1.610 el número total de casos confirmados en todo el país, según cifras del gobierno central. 

Lea también

China intensificó el sábado las medidas de aislamiento y de control para evitar la propagación de la epidemia del coronavirus, que ha causado 54 muertos y provocado una "situación grave", en palabras del presidente Xi Jinping. 

"Mientras tengamos una confianza firme, trabajemos juntos -prevención científica y tratamientos- con políticas precisas, seremos, con seguridad, capaces de ganar la batalla", dijo Xi.

Restricciones de circulación en Wuhan, corazón de la epidemia, alerta máxima en Hong Kong, controles sistemáticos en los transportes de norte a sur. China se esfuerza por contener el virus, que ya ha provocado 54 muertes en el país y 1.610 infectados.

A partir del lunes, las agencias de viaje chinas no podrán vender paquetes turísticos para grupos, anunció la cadena de televisión CCTV. 

Pero el virus se expande y ya está presente en cuatro continentes. Europa registró sus primeros tres casos el viernes, en tres personas que viven en Francia y que habían estado recientemente en Wuhan, epicentro del nuevo coronavirus, de la familia del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), que en 2002-2003 mató a 774 personas en todo el mundo. 

Australia confirmó además cuatro casos el sábado, todos ellos en personas que acababan de volver de China. 

En Asia hay varios países afectados y en Estados Unidos un segundo caso se confirmó el viernes. Sin embargo, el estudio de los primeros casos muestra que la tasa de mortalidad del virus, llamado 2019-nCoV, de la familia de los coronavirus, es bastante débil. 

La tasa "es, de momento, de menos del 5%", indicó el profesor Yazdan Yazdanpanah, experto francés de la OMS, que atendió a pacientes en Francia. 

"De forma general, los pacientes [afectados por el nuevo virus] están en un estado menos grave que con el SRAS", que tenía una tasa de mortalidad del 9,5%, explicó el profesor Yazdanpanah.