Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) abrió este año 96 plazas menos que en el 2019 para que médicos generales realicen su especialización en hospitales de todo el país.

La institución informó que a partir del mes de febrero 210 médicos que superaron el proceso de admisión iniciarán su especialidad en diferentes ramas, lo que significa una reducción significativa con respecto al año anterior cuando se habilitaron 306 plazas.

Ellos firmaron un contrato de trabajo con la CCSS para participar del proceso de educación llamado “Aprender- haciendo”, donde combinan la atención de los pacientes con clases de su especialidad en la Universidad de Costa Rica (UCR) o en la Universidad de Ciencias Médicas (UCIMED).

Una vez concluidos los estudios, los graduados adquieren el compromiso de trabajar en sitios priorizados por la institución. Según Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, el programa busca reducir brechas en las necesidades de especialistas en servicios críticos.

“Nada es antojadizo. Hay un sistema de planificación, que ve desde la necesidad de médicos hasta la organización necesaria para dar estudio adecuado y así poder ofrecer un mejor servicio de salud a la población”, agregó Juan Carlos Esquivel del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISSS), encargado de todo el proceso.

Las tres especialidades con mayor cantidad de cupos son: Ginecología y Obstetricia (22), Pediatría (16) y Medicina Interna (14).

Por otra parte, solo se abrió una vacante para las especialidades en: Anestesiología pediátrica, Cirugía Plástica y Reconstructiva, Hematología Pediátrica, Infectología, Medicina Crítica Pediátrica, Neonatología, Psiquiatría Infantil, Radioterapia y Reumatología.