Última Hora

Los comercios que tienen aguas termales en el sector de Guanacaste están preocupados debido a la baja en la visitación durante las últimas semanas.

Este comportamiento se refleja tras el caso del joven liberiano que perdió la vida a inicios de mes por una Meningitis amebiana que contrajo en un balneario de la zona.

Representantes de diferentes cámaras y propios comercios que se encuentran en las faldas del volcán Miravalles y el Rincón de la Vieja señalan la afectación que este caso genera.

“Por lo menos en los dos últimos fines de semana hay lugares donde la visitación se ha reducido en un 50% y sus dueños nos indican es que las personas la emprendieron en contra de las aguas termales, cuando sus beneficios también han sido comprobados”, señala Rebeca Álvarez, directora ejecutiva de la Cámara de Turismo Guanacasteca (Caturgua).

Aunque el microorganismo llamado Naegleria fowleri afecta solo un individuo por cada 2,5 millones de personas y podría estar presente en aguas dulces de todo el mundo, señalan que el caso que se presentó días atrás fue muy mediático y que alarmó más de la cuenta.

“La afectación es evidente, ya que la gran mayoría de visitantes son nacionales y la cobertura de la noticia o el manejo de la información han generado incertidumbre y mucho miedo a la población, por eso se ha sentido la disminución”, Randy Rockbrand, presidente de la Cámara de Turismo de Bagaces.

Agregan que todas las recomendaciones por parte del Ministerio de Salud fueron acatadas, por ejemplo, la advertencia de no sumergirse o la utilización de nariceras.

“El hecho ocurrido fue como un polvorín, corrió muy rápido la información y de forma muy alarmista, entonces la gente que nos llegaba en un enero normal el porcentaje disminuyó. Por lo menos en nuestro negocio ha sido del 60% menos de lo que usualmente recibíamos”, comentó Karla Arias, administradora de Yoko Termales, uno de los comercios afectados.

Señalan que de momento el turista extranjero sigue visitando las aguas termales con total normalidad.