Última Hora

Este domingo en la ciudad de Puntarenas falleció un menor de edad de tres años, después de cayera en una olla con aceite hirviendo.

Así lo confirmó la encargada de comunicación del Hospital, Mónica Marín. 

Producto de este trágico suceso, el 90% del cuerpo del niño quedó quemado. Falleció solo unos minutos después de haber ingresado al centro médico.

De acuerdo con la información proporcionada por Marín, los hechos ocurrieron cerca de las 9:30 de la noche.

Su hermana mayor, una niña de 9 años, también resultó con quemaduras en sus brazos después de que intentara sacarlo de la olla.

Quien estaba a cargo del menor era una tía, la madre se encontraba terminando sus labores como costurera.

De acuerdo con las autoridades del Hospital Nacional de Niños, el menor originalmente iba camino a este centro médico, sin embargo debido a la gravedad de sus heridas, se regresó a Puntarenas.