Última Hora

San Jerónimo de Tarrazú se convirtió en la primera comunidad del país con lámparas públicas solares.

Se instalaron en zonas donde no había iluminación. Su llegada mejoró la seguridad de San Jerónimo, según informó la encargada del proyecto, Coopesantos.

Son 16 lámparas, cuya vida útil es de 25 años.

Este es un plan piloto que, de seguir por el camino del éxito, será puesto en marcha en otros sectores rurales.