Última Hora

La gran final del Torneo de Clausura de la Primera División del fútbol femenino en el Morera Soto se trajo abajo todos los récords de asistencia.

Las graderías del reducto manudo luce lleno completo este lunes, con 16.900 aficionados que viven con intensidad la definición del nuevo monarca del balompié femenino costarricense.

Y es que el pasado jueves Saprissa había impuesto el nuevo récord en el partido de ida de la final en el Ricardo Saprissa, gracias a sus 6.800 aficionados que se hicieron presentes en la Cueva.

De momento el juego se mantiene 0-0, y con marcador 1-1 en el global.