Última Hora

El presidente Carlos Alvarado negó el miércoles anterior en entrevista con Teletica.com que la demora en la presentación de la norma técnica para el aborto terapéutico del embarazo buscara minimizar el impacto que pudiera tener esa decisión en las calles, dado que ahora el sector público está a las puertas de irse de vacaciones.

El mandatario, quien en campaña y durante todo este año prometió que la norma se firmaría antes que acabara el 2019, aseguró que en todo momento la intención del Gobierno fue cumplir de la mejor manera con lo que dice la ley y también con la oblación del Ejecutivo por tutelar esta materia.

“Uno desearía que desde lo técnico hasta lo político fuera más sencillo, pero no lo es, por algo no se ha hecho, pero nosotros lo vamos a hacer, yo lo voy a hacer, y lo vamos a hacer bien, no por la política, no por todo lo que se ha generado, sino por las personas que sufren todos los días pensando en esto, en esas situaciones, eso será lo que nos guíe”, aseguró.

“Se ha trabajado en función de lo que sea mejor para las personas, particularmente en este caso para las mujeres y madres. Esto es algo para una situación límite, no es algo para situaciones consuetudinarias, es para situaciones límites muy particulares pero que debemos tutelar y lo que se quiere es hacer bien en función de eso”, añadió.

Alvarado también afirmó que no le preocupa el impacto de esa decisión, ampliamente criticada por sectores sociales y políticos “pro vida”, en las venideras elecciones municipales de febrero próximo.

“A mí no me toca pensar en cosas electorales, ese no es mi trabajo”, dijo tajante.

“Yo lo que me enfoco es a cumplir esto de la mejor manera para las personas, aquí en lo que hay que pensar más que en algunos que se manifiesten desde cualquiera de las posiciones, es en aquellas personas que se vean sujetas, particularmente mujeres, a esta situación y también los médicos que deben tutelarlo y eso es una construcción técnica”, finalizó.