Última Hora

El Ministerio de Salud envió este martes a revisión de la Caja Costarricense de Seguro Social la norma técnica para el aborto terapéutico del embarazo.

El documento, que deberá ser revisado y aprobado en los próximos tres días por la Caja, es una guía para que los médicos valoren los casos relacionados con el artículo 121 del Código Penal, que establece la posibilidad de interrumpir un embarazo cuando la vida o la salud de la mujer está en peligro inminente.

El Ministerio le otorgó un plazo improrrogable de tres días a la Caja para revisar la norma y enviar sus observaciones, luego de esto será firmada en cumplimiento con lo prometido por el presidente Carlos Alvarado, quien insistió durante todo este 2019 que la norma sería firmada antes de acabar el año.

“Esta norma no abre portillos al aborto libre, es una norma que busca proteger la salud o la vida de las mujeres que por su situación de embarazo y ante una patología de fondo tienen un peligro inminente a su salid y vida. Siempre que se hayan agotado todas las posibilidades médicas hasta llegar a ese punto se podrá interrumpir con el consentimiento de la mujer”, explicó el ministro de Salud Daniel Salas.

Salas explicó entre otros que la norma establece que la solicitud de interrupción del embarazo podrá ser realizada por los médicos o la propia embarazada, pero en cualquier caso deberá ser sometida a una revisión de tres días por parte de un grupo de especialistas previamente definido que será quien indique si se puede o no realizar el procedimiento.

En el caso de que esa valoración la decisión sea negativa la mujer podrá solicitar una nueva valoración por una única vez; si los médicos la avalan la última palabra será, en todos los casos, de la paciente.

También afirma que cada establecimiento médico debe establecer las condiciones adecuadas para realizar estos procedimientos, así como un protocolo de acción. Todos los procedimientos serán fiscalizados por el Ministerio de Salud.

El Ministerio de Salud escuchará la posición de la Caja pero esta no será vinculante, es decir, aunque la institución se oponga la norma será aprobada.

"Hoy recibimos la propuesta de la norma técnica por parte del Ministerio de Salud. Ya recibida la propuesta lo que procede es que va a ser conocida por la gerencia médica y la dirección jurídica y eventualmente por la junta directiva más adelante en esta semana", aseguró el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya.

Una vez publicada la CCSS tendrá un máximo de seis meses para preparar e implementar los procedimientos de aborto terapéutico, es decir, deberá estar listo a mediados del próximo año.