Última Hora

El Banco de Costa Rica (BCR) pretende otorgar solo 1.000 créditos de salvamento según el plan presentado por la entidad este jueves, que busca ayudar a personas y familias con problemas de endeudamiento.

Se trata del “Plan SalvaCrédito”, el cual dispone de ₡25.000 millones para que personas que no necesariamente son clientes del banco puedan acceder a la consolidación de deudas o mediante créditos de refinanciamiento de deudas.

Los planes incluyen dentro de la refundición de créditos la posibilidad de cancelar deudas con acreedores no regulados por Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), siempre y cuando sean organizaciones constituidas legalmente.

En la modalidad para la consolidación de deudas aplica para líneas de crédito de consumo, vivienda, vehículo y tarjetas de crédito; tiene una tasa de interés el primer año de 11.75%, segundo y tercer año Tasa Básica Pasiva (TBP) más el 6.50% y el resto del plazo TBP más 8%.

El monto mínimo de financiamiento es de ₡1 millón a ₡100 millones, según la capacidad de pago y garantía y con plazos de hasta 20 años.

Mientras que, para refinanciamiento de deudas, aplica para todo tipo de crédito y tiene tasa de interés de TBP más 4.45% para las deudas con el BCR, mientras que a deudas mixtas o de otras entidades se le aplicará TBP más 5.25%.

Aquí el monto mínimo a financiar es de ₡300.000 hasta un máximo de $500.000 o su equivalente en colones y con plazos de hasta 30 años. Para ambos casos aplica la garantía hipotecaria o hipoteca abierta.

 “Es muy satisfactorio que las personas y familias tengan acceso a productos de crédito que les permitan mejorar su liquidez y así sanear sus finanzas. Estas dos opciones de crédito refuerzan nuestro compromiso de continuar aportando al desarrollo económico y social de nuestro país”, destacó Douglas Soto, gerente general del BCR.

El BCR es la segunda entidad financiera que anuncia su producto de salvamento y responde a una directriz emitida en setiembre por el presidente de la República Carlos Alvarado.

Días atrás fue el Banco Popular el que tramitó los primeros 800 créditos salvamento por más de ₡4.825 millones, aunque la expectativa es beneficiar a unos 22.000 deudores.

En el acto de presentación el mandatario Alvarado exhortó a los diputados apoyar los proyectos de ley convocados a sesiones extraordinarias y relacionados al fortalecimiento del Centro de Información Crediticia, las iniciativas contra la usura y reducción de las comisiones con tarjetas de crédito y débito.