Última Hora

El Registro Civil otorgó la nacionalidad costarricense a un estadounidense que anteriormente había sido condenado a 50 años de prisión por el delito de homicidio, así lo reveló German Rojas, jefe de Opciones y Naturalizaciones del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) este jueves durante una comparecencia ante la Comisión de Seguridad y Narcotráfico en la Asamblea Legislativa.

“Él trae los antecedentes limpios, pero aquí en Costa Rica Interpol nos dio la alerta que había sido condenado por 50 años de prisión por un delito de homicidio y por un asunto de armas”, añadió el jefe del departamento.

A esa persona se le dio su naturalización, incluso, se debió juramentar en una celda judicial en Alajuela, a sabiendas de que se trataba de un criminal.  

“Eso ha pasado con muchas naturalizaciones”, expresó Rojas, quien mencionó que el caso se ha dado hasta con personas condenadas por delitos de violación a menores de edad y trata de personas.

En datos generales, del año 2001 al 2018 el Registro Civil ha otorgado la nacionalidad costarricense a 80 personas en esta misma condición.

Raíz del problema

Existen dos votos de la Sala Constitucional del año 1996 y 1997 en los cuales se fijó un lineamiento de como el TSE debe resolver las naturalizaciones a las personas que desean ser ciudadanos costarricenses y que estén casados con ticos o ticas.

“La Sala fue muy clara al indicarnos que (…) no se le pueden pedir más requisitos, que son tener dos años de estar casado con un costarricense y vivir (…)”, expresó Rojas.

Es decir, cualquier persona que desee optar por la nacionalidad tica y cumpla con esos dos requisitos, no se le puede negar el derecho, según lo ha ordenado la Sala Constitucional, ni siquiera cuando el caso del presunto delincuente se encuentre en investigación.

Esta particularidad se encierra únicamente al trámite por matrimonio, por tanto, las otras opciones de naturalización se sustentan de mayores requisitos.

Paraíso para delincuentes

“Nos hemos percatado que Costa Rica ha sido un refugio realmente para grandes delincuentes”, aseguró German Rojas del TSE.

En Costa Rica, según la Ley 5991 de extradición en su artículo 3, inciso a, menciona:

“No se ofrecerá ni concederá la extradición:

Cuando al cometer el hecho punible el reclamado fuera costarricense por nacimiento o por naturalización. En esos casos será juzgado por los tribunales nacionales. Si hubiera descontado en el exterior parte de la pena o de la medida de seguridad impuesta, ellas el serán abonadas por el juez.”

Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indicó que, de Julio del año 2011 a noviembre de este año, 1831 personas que han adquirido la nacionalidad costarricense han cometido delito o al menos se han procesado policialmente.