Última Hora

El exmagistrado Celso Gamboa quedó en libertad luego realizarse una prueba de sangre para determinar si conducía bajo los efectos del alcohol.

Según información dada por la Policía de Tránsito de Turrialba, el hecho ocurrió pasadas las 9 de la noche cuando ingresó una llamada al 911 de un vehículo con varios ocupantes que venían arrojando envases de bebidas alcohólicas por las ventanas.

El exempleado público fue abordado por miembros de la Fuerza Pública y llevado al hospital William Allen para realizarse la prueba tras negarse a hacerla por aliento, sin embargo, quedó en libertad ya que las pruebas de sangre llevan un proceso que podría tardar varios días.

“Esta prueba se envía a San Joaquín de Flores con toda la normativa de protocolo para que los expertos realicen el análisis respectivo”, indicaron las autoridades.

Además, a Gamboa se le realizó una multa administrativa por parte de la Policía de Tránsito de 318.000 colones.

Por su parte, Gamboa publicó un video en su perfil personal de Facebook en el cual indica que fue abordado en un retén, versión contraria a lo que afirman las autoridades de Tránsito.

“En ningún momento fui detenido por la Fuerza Pública y Policía de Tránsito, simplemente que fui parado en un retén policial en donde, por circunstancias que creo que son impropias, me detuvieron y me negué a hacerme cualquier tipo de prueba de alcoholemia”, aseguró el exmagistrado.

“Me remitieron al hospital William Allen de Turrialba en donde por supuesto se corroboró que no había ningún tipo de prueba que yo viniera bajo los efectos del alcohol”, confirma en el video.

“Fue un evento sumamente lamentable que ya es noticia internacional, lo que quiere decir que todavía hay ojos en Celso Gamboa y eso, lejos de atropellarme, me da más impulso para seguir adelante y decirles a ustedes que aquí estoy, que soy un ser humano como cualquier de ustedes que tiene errores y virtudes, sin embargo, siempre estoy dentro de los márgenes que exige la ley penal costarricense”, concluyó Gamboa.

El martes 10 de abril del 2018 Gamboa fue destituido de este último puesto por la Asamblea Legislativa por estar vinculado al sonado "cementazo", en una votación en la que cada diputado dijo públicamente si estaba a favor o en contra de la medida; de los 57 diputados solo llegaron 41, para un total de 39 votos a favor; dos se abstuvieron de votar y no hubo votos en contra.

A Celso también se le investiga por los delitos de incumplimiento de deberes, prevaricato, faltas al deber de probidad, tráfico de influencias, abuso de autoridad, cohecho y ocultamiento de prueba en favor del empresario del cemento chino Juan Carlos Bolaños.