Última Hora

La denuncia fue interpuesta este martes en la Fiscalía Adjunta de fraudes del primer circuito judicial de San José.

Así lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público a Telenoticias.

La denuncia es por una supuesta falsificación de firmas del actual presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos, en la querella que éste en nombre del ente federativo interpuso contra Li semanas atrás.

Tras una consulta de Telenoticias, la oficina de prensa de la fiscalía indicó:

"En respuesta a su consulta, la Fiscalía del I circuito judicial de San José informó que ayer se presentó una denuncia por parte del señor Li, en relación con lo que usted indica; no obstante, este despacho remitió el caso al organismo de investigación judicial, ya que fue interpuesta contra ignorado, es decir, no hay una persona imputada individualizada, por lo que le corresponde a esa institución iniciar la investigación".

En la denuncia interpuesta por Li se asegura que, según estudios grafoscópicos, hay firmas que no corresponden a Villalobos.

Telenoticias intentó contactar la tarde de este miércoles al abogado de Li, Roger Guevara, pero no fue posible.

Sin embargo, en declaraciones al diario La Nación explicó lo siguiente:

"Sí puedo garantizar con el estudio grafoscópico que hay firmas que han sido acreditadas a don Rodolfo Villalobos que no son de él, no puedo afirmar desde cuándo él tiene conocimiento de esto.

Si alguien tiene conocimiento de que su firma fue falsificada, lo tolera y no lo denuncia esa persona puede ser copartícipe de ese delito".

Que dice Villalobos

Semanas atrás la Fiscalía confirmó que investiga una causa de administración fraudulenta contra Li tras una denuncia presentada por Rodolfo Villalobos como presidente de la Fedefutbol.

Los hechos que se investigan se remontan a los años 2013 y 2014, cuando li fungía como presidente de la federación.

Al parecer, en ese período se dio la compra irregular de 5.000 uniformes y 8.000 balones con aportaciones económicas de la FIFA para la organización del Mundial femenino sub-17 del 2014, los cuales nunca habrían ingresado al país.

El abogado de Li ha insistido que los hechos ya fueron juzgados en los Estados Unidos.