Última Hora

Sin merecerlo, la Selección Nacional venció 1-2 a Curazao y logró dar un importante paso a la clasificación en la Liga de Naciones de Concacaf.

El triunfo sirve para sumar tres puntos vitales en la lucha por el boleto al final four del certamen, pero no despeja las dudas sobre el accionar de la Tricolor que tras casi cinco meses volvió a ganar.

Ya sin la excusa de tener poco tiempo, Rónald González ya mostró un equipo más estructurado con un Marvin Angulo y Johan Venegas como principales líderes del ataque.

Al primero simplemente le quedó grande la casaca 10, mientras que Venegas –quien estaba en modo selección- lo intentó, pero con mucha dificultad.

Para nadie es un secreto que en creación estamos quedados y generar opciones así es prácticamente imposible.

De ahí que Jonathan Moya y José Guillermo Ortiz lucieron muy desconectados, pese a que los primeros minutos se presionó de más al rival.

De esa presión nació el primer tanto. Con una jugada de penal en una mala salida de los caribeños que terminó concretando Johan Venegas desde el punto de penal al 13’ para el 0-1.

Gol de @fedefutbolcrc! Por la vía del penal Johan Venegas 🇨🇷 anota al minuto 14. #FollowTheDream #CNL pic.twitter.com/NOjXg539CP

— Concacaf Nations League (@CNationsLeague) November 14, 2019

Sin embargo, ese ímpetu se fue diluyendo poco a poco hasta que el delantero Rangelo Janga puso el empate tras conectar de cabeza para el 1-1 al 19’.

20' After scoring a goal, @CuracaoFutbol reacts and draws the game with a great header by Rangelo Janga.#FollowTheDream #CNL pic.twitter.com/pt9Zl6nN7o

— Concacaf Nations League (@CNationsLeague) November 14, 2019

Doble error de la Tricolor, primero de Angulo al perder el balón en ataque y error de Matarrita a la hora de permitir el centro del jugador Juninho.

El complemento no hizo más que mostrar la parte más fea de la Selección Nacional.

Curazao dominó de más y Esteban Alvarado terminó vistiéndose de héroe en dos ocasiones, la segunda vital para evitar la debacle de los dirigidos por González, pues un gol caribeño significaba la eliminación directa.

A la Tricolor se le complicó todavía más con la expulsión de Ricardo Blanco al acumular dos tarjetas amarillas. El hombre de menos le pasó factura a los ticos.

En respuesta el estratega envió a Randall Leal, Keysher Fuller y José Miguel Cubero para intentar traerse los tres puntos.

Cuando las opciones escaseaban y las respuestas no parecían llegar, llegó el balón parado.

Francisco Calvo se elevó por los aires y ganó un tiro de esquina para sellar de cabeza la salvación de la Tricolor con el 1-2 al 83, suficiente para el triunfo.

Costa Rica alcanzó los cinco puntos al igual que Curazao y solo con un empate el próximo domingo en el Ricardo Saprissa estará en la fase final del certamen.

No obstante, más allá del primer triunfo en la era González, el partido dejó tintes de que hay algunas cosas que no están bien y que a esta Sele le hace falta alma, ganas y mucho, mucho trabajo por delante.