Última Hora

El Poder Ejecutivo y la Caja Costarricense de Seguro Social afinan un proyecto de ley que perdonaría la deuda de los trabajadores inpendientes con la institución de salud por concepto de cargas sociales e intereses.

La iniciativa, que sería incluida en las venideras sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa, propone condonar por una única vez parte de los ₡226.000 millones que el sector independiente actualmente le adeuda a la Caja.

“Dentro de la estrategia de crecimiento y bienestar que se discute en el Consejo Económico hay una serie de medidas con la CCSS para establecer un periodo de amnistía con los deudores de la institución.

“Estamos hablando de trabajadores independientes que coticen con la CCSS y tengan deudas con la institución porque han visto sobrepasada su capacidad para responder a estas obligaciones. A ellos se les hará una amnistía en deudas e intereses”, aseguró la ministra de Planificación, Pilar Garrido.

Según la jerarca, el proyecto tomará como base el texto de la iniciativa del diputado socialcristiano Pedro Muñoz, que precisamente propone esta amnistía pero con un enfoque más amplio.

“El proyecto de don Pedro habla de una amnistía por 10 años y dirigida a todos los trabajadores independientes. A nosotros ese periodo nos parece excesivo, creemos que dos o cuatro meses máximo es mucho más correcto.

“El otro punto es que no puede ser tan abierto, no puede convertirse en un premio para los evasores o personas irresponsables que evitan pagar sus contribuciones. Ahí la Caja deberá aplicar criterios muy específicos para definir quiénes serán elegibles de esta amnistía”, aseguró.

La ministra explicó que la intención original del Ejecutivo era que este proceso se aprobara mediante una directriz; sin embargo, la junta directiva de la CCSS estimó que ese camino no era lo suficientemente robusto para poder aplicar una medida de esa naturaleza.

Garrido incluyó esta propuesta dentro de las iniciativas de reactivación económica que ella y el resto del Gobierno promueven en esta administración.

“No podemos permitirnos seguir destruyendo el empleo a costa de contribuciones sociales, pasándole doble factura a trabajadores como patrón y trabajador independiente”, añadió.

La ministra aseguró que la expectativa del Ejecutivo es que este proyecto se convierta en ley lo antes posible.