Última Hora

San Carlos le puso un alto al buen momento de Alajuelense al derrotarlo 3-1 en Ciudad Quesada, un triunfo que sabe doble no solo por parar al líder del campeonato, sino porque les permite depender de sí mismo para amarrar el boleto en la última fecha.

Para el líder Alajuelense fue un partido donde todos los males se juntaron: marcador y un hombre menos desde muy temprano.

Al minuto 18, Álvaro Saborío bajó un balón de forma casi que mágica y en un solo movimiento sacó un remate para poner el 1-0 al fondo de los cordeles.

La acción salió de un rápido contragolpe norteño, que minutos antes se había salvado tras estrellar un balón al palo Kenner Gutiérrez en un cobro de esquina.

Precisamente Kenner sería el protagonista de la jugada del segundo tanto para San Carlos.

El defensor le cometió una falta a Marco Julián Mena y lo derribó en los límites del área. Último hombre y roja directa para el rojinegro.

Alajuelense se quedaba con 10 hombres y el panorama se complicaría todavía más cuando Álvaro Aguilar sacó un riflazo imparable en el cobro de tiro libre para dejar sin respuesta a Adonis Pineda cuyo balón le rebotó en el brazo tras estrellarse en el palo. 2-0 y la suerte parecía echada.

Con la salida de Gutiérrez expulsado, Carevic sacrificó a Jonathan McDonald para suplir la ausencia en defensiva. Esto le mermó las opciones a los manudos.

Más bien fue San Carlos el que casi vuelve a anotar en dos ocasiones claras ya en la complementaria, pero el propio Adonis las impidió.

Alajuelense descontaría a diez minutos del final del partido por intermedio de un cobro de penal de Ariel Lassiter que detuvo Patrick Pemberton, pero en el contrarremate poco pudo hacer para el descuento manudo 2-1.

Lassiter pudo empatar con un remate al palo que dejó frío al estadio Carlos Ugalde Álvarez.

Pero justo cuando parecía acercarse la Liga, llegó una genialidad de Saborío al 87 que en una mini volea puso el definitivo 3-1.

San Carlos ahora deberá sumar de tres ante Guadalupe de visita para sellar su pase a la siguiente ronda.

El campeón está vivo y todo hace indicar que defenderá su título.