Última Hora

Autoridades antidoping y expertos nacionales estiman que el uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento de los deportistas está aumentando en el país.

Jeniffer Méndez, administrativa de la Comisión Nacional Antidopaje (Conad) aseveró que constantemente se detectan páginas en Facebook que distribuyen y venden de estas sustancias.

La presión de algunos deportistas por mejorar su rendimiento ya sea por competición profesional o simplemente por mantener patrocinios, ha generado que muchos de ellos busquen el dopaje como herramienta para incrementar su desempeño.

“Existen centros de acondicionamientos que facilitan y distribuyen estas sustancias entre los deportistas y entrenadores”, indicó el médico y experto en materia de antidopaje de la Conad, Cristian Moraga.

“El mercado negro en estos deportes es el tercero ilícito más grande en el mundo y se dice que está asociado al crimen organizado. La asociación de dopaje ha intentado controlar esto no solo durante las carreras, sino más bien necesitamos mejorar esa calidad de controles en perfiles más complejos y llevarlo más allá”, confirmó Moraga.

Otro de los grandes problemas es que las sustancias pueden resultar falsas y sin calidades clínicas, además de que las condiciones de almacenamientos son pésimas, por lo que las condiciones pueden ser peores para los que las utilizan explicó el doctor Moraga.

“La Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci) ha luchado contra el dopaje, y se han estimulado pruebas y también no se ha tenido ningún miedo en denunciar a otros que han salido positivo”, acotó Junior Ajún periodista de la federación.

Entre las sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo  esta  “Prefolic” de 50 mg, que consiste en una sustancia de ácido fólico que viene proviene de Italia; la otra es  Thioctacid, cuyo uso original es funcionar como protector hepático y fortalecedor del sistema inmunológico pero se en el campo deportivo es utilizado pues favorece la oxigenación de la sangre.

Esta última sustancia se le encontró al médico colombiano Albert Beltrán, conocido como el “rey del dopaje mundial” y quien fue detenido en marzo del 2012 en el aeropuerto de Barajas cuando iba a tomar un vuelo a Bogotá. 

En su maletín llevaba una buena cantidad de sustancias dopantes, entre los que se destacaban dos cajas de 10 ampollas de cada una de thioctacid 600T, misma que se distribuye de forma fácil en nuestro país.  

Sólo para mencionar algunos datos relacionados con el ciclismo, en el 2017 se registraron más de 10 deportistas que dieron resultado positivo en la vuelta internacional de Costa Rica.

El dr. Luis Enrique  Mora, secretario responsable del programa de educación y prevención antidopaje, aseveró que también existen otros casos como en el fútbol, fisicoculturismo, triatlón, y atletismo

En este momento los castigos por el uso de estas sustancias van desde la suspensión provisional hasta sanciones de medallas y premios de patrocinios. 

El Código Mundial Antidopaje establece que las sanciones podrían ir desde los dos años hasta los cuatro años y si es repetitivo hasta los ocho años de suspensión o inclusive de por vida.

“Ahora se implementa un incremento de controles de antidopaje y hemos aumentado la educación y prevención de diferentes deportes” añadió Mora, quien comentó también que entre los riesgos por el uso de estas sustancias están el infarto de miocardio, accidente vascular cerebral o isquemia de miembros inferiores.