Última Hora

El rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN), Marcelo Prieto, defendió este lunes ante los diputados que analizan el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) el contenido presupuestario de este y su crecimiento, pero cuestionó la forma en que se distribuye.

Prieto, también expresidente del Consejo Nacional de Rectores (Conare), aseguró que el fondo debería reacomodarse según criterios como investigación, docencia, vida estudiantil y proyectos de extensión, esto en aras de que exista mayor igualdad sobre los montos que recibe cada uno de los cuatro centros de enseñanza superior que lo componen.

“Hay que valorar la realidad de cada universidad, cuántos estudiantes tiene, cuáles son sus proyectos de extensión, los de investigación, cuántos becados tienen. Esos deberían ser los principales criterios a la hora de direccionar los ingresos de la educación superior”, aseguró.

El rector fue llamado por los diputados de la comisión en momentos en que la discusión del FEES provoca una acalorada manifestación de estudiantes universitarios, especialmente de la UCR y la UNA.

Prieto, sin embargo, fue tajante en que los privilegios deben acabarse en la educación superior, pues suponen una amenaza directa a la autonomía universitaria.

“O las universidades acaban con los privilegios o los privilegios acaban con la autonomía, eso lo vengo diciendo desde mi época como presidente del Conare.

“La UTN es la universidad pública con menos pluses. Es un salario base más antigüedad, pero yo soy de la tesis que la antigüedad no la debería tener nadie, o bien otorgarse en casos muy muy específicos”, aseguró.

Los diputados cuestionaron al rector los estudios que aseguran que antes del 2030 la totalidad del FEES (hoy ₡512.781 millones) se destinaría exclusivamente al pago de remuneraciones (salarios).

Actualmente se estima que un 80% del fondo va dirigido al pago de esas obligaciones.

El FEES es el aporte económico que brinda el Estado a la educación superior, específicamente a la Universidad de Costa Rica, Universidad Nacional, Instituto Tecnológico de Costa Rica y la Universidad Nacional Estatal a Distancia.

La UTN está fuera del fondo, pero recibe una partida específica de ₡35.677 millones.