Última Hora

La tensión que vive Cataluña en los últimos días por las protestas independentistas ha provocado que se haya tenido que aplazar el clásico Barcelona-Real Madrid, uno de los partidos estrella del fútbol mundial, que debía jugarse el 26 de octubre en la capital catalana.

El comité de competición, órgano disciplinario de la Federación Española de Fútbol (RFEF), acordó "el aplazamiento del encuentro previsto para el día 26 de octubre de 2019 por concurrir causas excepcionales" en una decisión hecha pública este viernes.

El comité pide a Barcelona y Real Madrid que "alcancen un acuerdo en la fijación de la nueva fecha de disputa del encuentro" o, en caso de no hacerlo, será el propio comité el que decida la nueva fecha. Ambos clubes anunciaron su intención de solicitar la organización del partido el próximo 18 de diciembre.


El clásico Barcelona-Real Madrid, de la 10ª jornada del campeonato español, que debía jugarse el 26 de octubre en la capital catalana, ha sido aplazado a una fecha que deberán acordar ambos clubes, debido a la tensión existente en Cataluña por las protestas independentistas.

El comité de competición, órgano disciplinario de la Federación Española de Fútbol (RFEF), acordó "el aplazamiento del encuentro previsto para el día 26 de octubre de 2019 por concurrir causas excepcionales" en una decisión hecha pública este viernes.

El comité pide a Barcelona y Real Madrid que "alcancen un acuerdo en la fijación de la nueva fecha de disputa del encuentro, antes del próximo lunes 21 octubre", al tiempo que pide un informe a la Liga de Fútbol (LaLiga) al respecto.