Última Hora
Droga en Corcovado

Droga en Corcovado: ¿la punta del iceberg?

En el primero de una serie de reportajes especiales, Teletica.com analiza como los recientes decomisos en las costas de la zona sur son síntomas de un problema mayor: más droga para consumo interno.

AUG 22 2019 Bárbara Marín

La creciente cantidad de decomisos de droga en la costa sur del país es una alerta de una realidad que parece estar saliendo a flote: el trasiego, en términos generales, está aumentando y mucha de esa droga se está quedando en Costa Rica, país que ya no sólo es bodega sino que se está convirtiendo en un mercado emergente.

Según varios analistas, una serie de decomisos realizados en el parque Corcovado o en zonas aledañas sobresalen como la punta de un iceberg que encierra un fenómeno mayor: más droga para consumo interno.

Sólo para mencionar los casos más recientes basta con hacer el siguiente recuento; el 12 de mayo anterior un guardaparques fue herido de bala en Corcovado durante un enfrentamiento contra narcotraficantes a los que se les decomisó más de dos toneladas de cocaína. El 18 de julio se decomisaron 1.4 toneladas de marihuana y 44 kilos de cocaína a dos sujetos en lancha en playa Carate. Este 20 de agosto se incautaron 947 kg de marihuana a orillas de playa Llorona.

El problema no es nuevo, el Pacífico Sur siempre ha sido territorio predilecto para el trasiego de drogas, y para ello confabulan varios factores que lo facilitan.

Una zona alejada y abandonada, que funciona incluso como bodega de la mercancía, con  abundante vegetación y un difícil acceso que dificulta mucho más la labor policial.

Sin embargo, en estos casos recientes hay algo que está llamando la atención de las autoridades.

“No era común que se decomisara marihuana en el Pacífico Sur, lo normal siempre había sido cocaína, y ahora se presume con alta probabilidad que ingresa para consumo costarricense”, comentó el ministro de seguridad, Michael Soto.

Marihuana toma fuerza

A cuatro meses de finalizar el año, ya se decomisó más marihuana que en el 2018. Por ahora se han incautado poco más de 7 toneladas, mientras que el año anterior fueron 5.7 toneladas.

“El consumo de marihuana sin lugar a duda ha subido, eso es un hecho innegable”, admitió Michael Soto.

La presunción de un experimentado exagente antidrogas es que el consumo interno de marihuana ha crecido. Una de las posibles explicaciones es que este estupefaciente se produce legalmente en muchos lugares de Estados Unidos y su calidad es mejor.

“La legalización que paulatinamente se ha dado en Norteamérica está haciendo que quienes trasiegan marihuana busquen otros mercados. Uno de esos nuevos mercados es Costa Rica, cuya población tiene mejores condiciones económicas que el resto de la región centroamericana” sostuvo el exagente, quien solicitó mantener su identidad protegida.

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad tiene una hipótesis en cuánto al incremento de droga en nuestro país.

El ministro indicó que la policía erradica de manera constante plantaciones de marihuana, como, por ejemplo, Talamanca, lo que ha dado un fuerte golpe al mercado y debido a esto los grupos criminales han optado por importar grandes cantidades desde Suramérica, utilizando nuestro Pacífico Sur como puerta de ingreso.

En este 2019 se han erradicado más de 1000 plantas de marihuana, según datos del Ministerio de Seguridad Pública.

Costa Rica, débil eslabón

Álvaro Ramos, experto en seguridad, comentó que las organizaciones del narcotráfico han encontrado en Costa Rica ese débil eslabón donde es posible hacer grandes negocios.

“Tenemos un sistema comercial avanzado, con un gran tráfico de exportaciones utilizados por los criminales para distribuir droga (…) el principal puerto, APM Terminals tiene todas las facilidades, hemos visto como pasan cargamentos de más de 3.000 kilos de cocaína que son enviados hacia Holanda y España, y efectivamente son carteles internacionales”, indicó Ramos.

¿Más droga incautada significa mayor trabajo policial o más tráfico de drogas? Esta pregunta es difícil de responder, sin embargo, Michael Soto asegura que los trabajos policiales en la zona han incrementado.

“La estación de Golfito se ha reforzado, se tiene presencia de buques permanentes que nos permite reaccionar en toda esa franja (Pacífico Sur), además, todos los días, aviones nuestros están saliendo a realizar patrullaje en la zona”, explicó Soto, reconociendo que “en ninguna manera yo puedo decir que no pasa droga, porque evidentemente pasará, pero lo decomisos que hemos venido realizando este año, ya en total andaremos por las 28 o 29 toneladas de drogas”.

En la segunda entrega de esta serie de reportajes: ¿Por qué se está dando un aumento de la producción de droga en Sudamérica?

¿Qué opinas de esto?

Más recientes

Mi Reporte

Ver todos