Última Hora

El precio de los medicamentos en el país es un asunto que tiene más de 20 años de estar por la libre, sin que nadie le ponga la debida atención. Se han detectado abusos y señalado múltiples inconsistencias en los precios, así como realizado diagnósticos, pero a la fecha el asunto se mantiene.

Esto aun cuando se trata de medicamentos necesarios para la salud de un gran número de costarricenses y de un derecho humano que no puede estar bajo las reglas de un mercado que se rige por la oferta y la demanda y que el Estado ha dejado pasar.

Los adultos mayores más necesitados que acuden a medicina privada para mejorar su salud han sentido el impacto de los precios y muchos están en la disyuntiva de comer o comprar   medicamentos y por eso muchos piden ayuda o su pensión se ve muy disminuida por la compra de estas medicinas en un mercado desprotegido.

Según datos de autoridades en la materia y también del Ministerio de Salud, nuestro país mantiene los precios más altos del mercado a nivel centroamericano e incluso también de algunos países de Europa, hay diferencias del 30, 40, 50 por ciento y más.

En los últimos años ha surgido una mayor conciencia sobre el costo de los medicamentos por la misma iniciativa popular de costarricenses que compararon costos comprando en otros países como en España, país donde el ingreso per cápita es el doble del nuestro, y las sorpresas saltaron al conocimiento de muchos.

Estos ejemplos abrieron más los ojos de un problema que se ha venido arrastrando, pues los precios de las medicinas se manejan como si fuera un producto de consumo masivo y no se ejerce un control sobre cómo se fijan los precios finales.

Esos ejemplos que a continuación nos indican sin tapujos que algo está pasando con el precio de los medicamentos que compramos en las farmacias.

  • Micardis para la presión alta de 80 mg por 28 unidades vale en el precio más bajo 25.870 aquí y en España vale 13.200.
  • Nexium 20 mg x 28 esomeprazol para la gastritis vale aquí 21.740 y en España vale 8.295.
  • Crestor 28 unidades de 20 miligramos para el colesterol vale aquí en el precio más bajo 40.770 y en España vale 14.000 colones

Esto ya ha llegado incluso a diputados que se están ocupando del tema y están planteando un proyecto de Ley para regular los precios del mercado privado de medicamentos.

También, comparando nuestros precios con algunos países vecinos o cercanos se incrementan las dudas sobre nuestro mercado y así también lo han hecho saber algunos actores y diputados interesados en regular este mercado.

En Panamá hay diferencias también del 30% y más en algunos precios de medicamentos.

  • El Tafil para calmar la ansiedad de 0.5 de 100 tabletas valen 23.200 en panamá y aquí el precio llega, en algunas farmacias, hasta 36.400 colones.
  • Mucosolvan compuesto jarabe para la tos vale en Panamá 7.076 y aquí vale en algunas farmacias hasta 11.215 colones.
  • El Norgylen 21 tabletas un anticonceptivo fabricado aquí en la zona industrial de Pavas vale en Panamá 3.056 colones y aquí en algunas farmacias llega hasta 6.000 colones.

En comparación con El Salvador también estamos más caros en un 30 % y 40 en promedio en la mayoría de medicamentos.

  • El Enantyum de 25 mg para el dolor en El Salvador vale el sobre 1.050 colones y en Costa Rica el mismo producto vale 1.363 colones.
  • El Lupitor para colesterol de 10 mgx 28 pastillas vale en El Salvador 32.967 y en Costa Rica el mismo producto vale  en algunas farmacias hasta 49.147. 
  • El Cataflan antinflamatorio de 25 mg la pastilla vale en El Salvador 260 colones y aquí vale 320.

Pero además de estos precios más altos comparados con otros países, a nivel interno también hay diferencias de precios sustanciales, que al final dejan la duda de cuánto será el precio real del medicamento.

El formato que se divisa en el mercado de las farmacias en el paso es de caras, medianas y baratas o más cómodas, pero aun así con los precios más bajos que se puedan conseguir en el país siguen siendo las medicinas más baratas y por mucho en España y otros países de Europa, así como en países vecinos.

  • El Nexun de 40 mg por 28 tabletas para la gastritis varía según el tipo de farmacia de    33.645 colones a 47.073.
  • La Dolorenurobion N para el dolor de 120 tabletas varía de 39.000 colones a 47.040 colones.
  • El Coaprovel, medicamento para la presión alta, de 300 12.5 por 14 vale, dependiendo de la farmacia de 14.400 colones a 20.380 colones.

O sea, hay diferencias de precios sustanciales que indican que algo no está bien en este mercado, pero, ¿cuál es la razón de estos precios? ¿Qué indican los expertos? Este martes lo conoceremos.

Observe todos los detalles en el video adjunto.