Última Hora

Política

Proyectos buscan bajar informalidad mediante reducción de cargas a trabajadores independientes

Las iniciativas del diputado Pedro Muñoz del PUSC surgen tras una molestia generalizada entre los trabajadores independientes que denuncian un modelo de actuación por parte de la CCSS que carece de fundamento legal

Julio Naranjo Hace 6/19/2019 7:07:15 PM

Dos proyectos que se encuentran en la corriente legislativa pretenden incentivar que más trabajadores independientes formalicen su situación, así como bajar los costos de las cargas sociales.

Se trata del expediente 21.437 “Ley de justicia en la base mínima contributiva para incentivar el empleo” y el 21.434 “Ley de trabajador independiente”, que fueron planteados por el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pedro Muñoz.

La primera iniciativa pretende que la contribución a las cargas sociales sea por el tiempo real laborado, es decir por el monto efectivo de salario que recibió el trabajador.

Según el legislador, al fijarse en 2018 la base mínima contributiva para el régimen de Invalidez Vejez y Muerte (IVM) en ₡261,223 y para el Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM) en ₡279.099, generó que muchas personas que tienen salarios inferiores a la base no coticen y se mantengan en la informalidad.

“Si se reducen las cargas sociales para los trabajadores de bajos ingresos, aumentarán los incentivos para que los empleadores accedan al sector formal de la economía”, señala Muñoz.

El segundo proyecto de ley llegaría a regular cómo pagan las cuotas de seguridad social los trabajadores independientes, quienes reportan montos superiores a los trabajadores asalariados, pese a que tienen los mismos derechos según la Constitución Política.

Actualmente, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) cobra hasta el 18,5% del total de ingresos de los trabajadores independientes para la cobertura de cargas sociales, según el estudio de cada caso; mientras que el porcentaje para los asalariados es del 10,3% de su salario.

La idea del proyecto de ley impulsado por Muñoz es que se empaten los porcentajes (a 10,3%) para los dos tipos de trabajadores en caso de que se apruebe la ley.

Molestia

Las iniciativas del diputado socialcristiano surgen tras una molestia generalizada entre los trabajadores independientes que denuncian un modelo de actuación por parte de la CCSS que carece de fundamento legal.

“La CCSS se apropia de las reglas o normas del Impuesto sobre la renta como si las mismas se aplicaran a la contribución de los independientes de la CCSS en un contexto donde ninguna norma legal establece esa revisión”, explica Adrián Torrealba, coordinador de la Comisión Tributaria del Colegio de Abogados de Costa Rica.

Agrega que, aunque el artículo 3 de la Ley Constitutiva de la CCSS establece que los trabajadores independientes están exentos de la cuota patronal, esta se graba al 18%.

“La diferencia de 9 puntos porcentuales con los trabajadores asalariados no es otra cosa que una cuota patronal disfrazada”, critica Torrealba.

Por último, los independientes consideran abusiva la medida del cobro retroactivo que aplica la CCSS para aquellas personas que trabajaron en condición de informalidad y deseen formalizarse.

“Los trabajadores que quieran formalizarse se les cobra un retroactivo que es una especie de tortura, ya que se intenta cobrar sumas por diez o doce años”, finalizó Torrealba.

Para atacar esta problemática, Muñoz propone que se abra un periodo de seis meses de amnistía para que aquellos trabajadores que tienen atrasos en el pago de sus cuotas se pongan al día con la CCSS.

El cobro retroactivo se realizaría conforme a los reportes de renta de los últimos cuatro años y se perdonaría los intereses y multas para aquellos que alcancen un arreglo de pago en ese periodo semestral.

Según datos de la última Encuesta Continua de Empleo realizada por el Instituto Costarricense de Estadística y Censos (INEC), durante el primer trimestre del año cerca de un millón de personas se dedican a trabajos informales.