Última Hora

Nacional

Jabirú y pájaro campana destacan entre las aves en peligro de extinción en Costa Rica

Informe sobre biodiversidad de la ONU señala que hay un millón de especies en el mundo en peligro de extinción y Costa Rica no se escapa de esta amenaza

Julio Naranjo 6/5/2019 09:14

Pese a que Costa Rica se caracteriza por tener una abundante riqueza de flora y fauna, nuestro país no escapa de los efectos que tienen en riesgo a cerca de un millón de especies en el mundo.

Las cifras alarmantes las arrojó el informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistemáticos (IPBES), presentado este lunes por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en París.

El documento de 1.800 páginas es tajante: un millón de especies de animales y plantas, de los ocho millones conocidas, están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en poco tiempo de no tomarse medidas urgentes.

De los pliegos se desprende que la naturaleza se deteriora a una velocidad abrumadora debido a la demanda de más comida y combustible.

“Podemos darnos cuenta de que las poblaciones están disminuyendo y tiene que ver con las amenazas que sufren las aves, por ejemplo, el cambio de uso del suelo ya que los bosques se están sustituyendo por diferentes plantaciones y la urbanización”, señala Rose Marie Menacho Odio, presidenta de la Asociación Ornitológica de Costa Rica.

Según el informe de biodiversidad, 66% de los ecosistemas marinos y el 75% de los terrestres ya se encuentran “gravemente alterados”, siendo esta la principal amenaza de los pájaros a nivel mundial.

A la hora de ponerle nombre a apellido a las especies avícolas que se encuentran en peligro de desaparecer, encontramos algunas poco conocidas y otras que han servido como estandarte de nuestra diversidad.

Conozcamos los detalles de cuatro de estas especies:

Jabirú: Su nombre científico es Jabiru mycteria. Es considerada el ave voladora más grande de América y una de las cigüeñas gigantes del mundo. Es una ave muda, sin voces ni cantos que se comunica mediante golpeteos del pico. Habita en sabanas con escasos árboles y pantanos.

Águila Harpía: Su nombre científico es Harpia Harpyja. Es el águila más grande que existe en Mesoamérica y sus garras pueden ser del mismo tamaño que las de un oso. Esta especie se ha dejado de ver en los bosques lluviosos maduros. Necesita gran extensión de bosques y altura en los mismos para anidar de forma apropiada. Se alimentan de monos y perezosos, entre otras especies. Es el ave nacional de Panamá, 

Pinzón cafetalero: Melozone biarcuata es su nombre científico. Es una especie que sobrevive en plantaciones de café y habita en altitudes intermedias como el Valle Central e incluso Monteverde.

Pájaro campana: Su nombre científico es Procnias tricarunculatus. Anida en bosques nubosos y de altura y se alimenta de aguacatillos y otros frutos. Tiene una migración altitudinal, es decir, después de anidar baja a otras altitudes para alimentarse. Se distingue fácilmente.

Menacho agrega que, pese a la importancia en el país del turismo de naturaleza, no existen las medidas suficientes para neutralizar las causas que destruyen el medio ambiente.

Según datos de la Asociación Ornitológica, en Costa Rica existen más de 600 especies de aves residentes, mientras que otras 200 son migratorias y utilizan nuestro territorio como zona de paso.