Última Hora

Este martes grafitis con el lema “fuera nicas” aparecieron en diferentes puntos de Orosi de Cartago.

Las representaciones de xenofobia, escritas en vía pública, llegan apenas dos días después de que un padre y su hijo fueran asesinados a puñaladas en ese cantón brumoso. Dos nicaragüenses son los principales sospechosos del crimen.

“Si bien es cierto el acto de asesinar a otra persona es absolutamente condenable, es igualmente condenable es asumir que se puede generalizar la conducta de un par de personas a un conjunto de población, máxime cuando se trata de un hecho no probado, de una sospecha”, reprochó el sociólogo Carlos Sandoval.

Para el experto conductas como estas no solo son condenables sino además peligrosas, pues son incitaciones al odio que pocas veces son fáciles de controlar.

“Situaciones como estas o la marcha en agosto anterior es jugar con fuego y cuando la hoguera se levanta nadie la apaga. Ojo, muy importante condenar el acto de un asesinato, no se trata de minimizarlo, pero tampoco de dejar pasar que aquí estamos hablando de xenofobia y que nadie se puede autoatribuir la potestad del Estado de determinar la culpabilidad de un hecho”, añadió.

Daniel Soley, exdefensor adjunto y experto en derechos humanos, aseguró también que tomar posiciones como estas es ir en contra de los principios y valores del pueblo costarricenses y de la convivencia tan estrecha que existe entre Costa Rica y Nicaragua.

“No podemos etiquetar una nacionalidad como mala con esa facilidad, menos una que además siempre ha tenido una íntima relación con este país, se quiera o no.

“Hay que recordar que nuestros hijos van a la escuela con nicaragüenses, que comparten con ellos, que tienen amigos nicaragüenses, lo mismo que nosotros que tenemos vecinos, amigos, compañeros de trabajo, esa es la realidad”, aseguró Soley.

Para ambos, además, es aún más condenable el hecho de que se utilice un crimen para cometer otro.

“En todos los países del mundo el número de delitos atribuibles a personas extranjeras es muy bajo, con costo supera el 10%, eso lo dice la estadística. Entonces tener este tipo de respuestas es injustificado”, señaló el exdefensor.

“imagínese que por cada asesinato que pasara en el país a manos de un costarricenses pidiéramos ese tipo de justicia, ¿qué vamos a decir? ¿fuera ticos?”, ironizó Sandoval.

Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado sobre este hecho, mientras que la investigación por el doble asesinato continúa.