Última Hora
Nacional

Miles de trabajadores marchan en San José contra la reforma fiscal

La marcha convocada por los sindicatos del sector público reunió a trabajadores de distintos puntos del país.

SEP 12 2018 AFP Agencia

Millares de personas, en su mayoría trabajadores del sector público, marcharon este miércoles en la capital costarricense, en el tercer día de huelga indefinida contra un proyecto de reforma fiscal en discusión en el parlamento.

La multitud se congregó en el parque de La Sabana, en el oeste de la capital, para marchar hasta la sede de la Asamblea Legislativa (parlamento) en el este, gritando consignas contra el proyecto fiscal, que contempla un aumento de impuestos.

"Lucho por el alimento y el futuro de mis hijos", se leía en el rótulo de una manifestante, mientras otro decía "que paguen los ricos y los grandes capitalistas".

La marcha convocada por los sindicatos del sector público reunió a trabajadores de distintos puntos del país, la mayoría de los rubros de educación y salud, con mayor arraigo sindical.

El martes también hubo movilizaciones, con brotes de violencia en la ciudad caribeña de Limón, algunos provocados por manifestantes.

Un cabezal fue incendiado por desconocidos en la zona, mientras unas 150 personas bloquearon la entrada a las instalaciones de la empresa estatal de combustibles, lo que motivó una intervención de la policía para garantizar el abastecimiento de gas.

"Tenemos una presencia (policial) importante para garantizar que delincuentes no atenten contra la ciudadanía ni contra las instalaciones", dijo en un video el ministro de Seguridad, Michael Soto.

Unas 16 personas fueron detenidas durante la noche por el asalto a un supermercado en la zona, aunque no quedó claro si estaban vinculados a la huelga.

La policía también detuvo a un empleado de la empresa de combustibles por sospechas de que saboteó las instalaciones eléctricas de la entidad en Limón.

Los trabajadores iniciaron la huelga el lunes contra un proyecto de reforma fiscal en discusión en el Congreso con el que el gobierno pretende contener un creciente déficit fiscal, que el año pasado alcanzó 6,2% del producto interno bruto (PIB) y para este año se proyecta en 7,2%.

En el centro del plan está la sustitución del actual impuesto de 13% a las ventas por un impuesto al valor agregado, lo que permite cobrar tributos sobre servicios. 

El gobierno aseguró que la mayor parte del sector público funciona con normalidad y no ha sido afectado por la huelga.

Las escuelas y colegios públicos es donde más hubo interrupciones, con 55% de los centros abiertos, algunos en su totalidad, otros parcialmente.

Asimismo, el seguro social, a cargo de las clínicas y hospitales públicos, anunció que pudo realizar más de 4.000 consultas médicas en las primeras horas del miércoles, aunque 43% de las salas de cirugía no estaban en funcionamiento.

¿Qué opinas de esto?

Más recientes

Mi Reporte

Ver todos