Última Hora

El famoso premio acumulado de la Junta de Protección Social (JPS) ha generado ilusiones y ansiedad más que con el gordo navideño.

El sorteo que se ha vuelto en el favorito de muchos, es el culpable de enormes filas, pero también el responsable de ansiedad, emoción y hasta de sacrificar un poco el bolsillo con tal de apostarle a la suerte.

Pero no solo en los compradores está la euforia por el famoso acumulado.

También está en la compra de los pedacitos, medios y enteros.

Según la JPS hace muchos años no se veía tanto movimiento en estos sorteos.

Sin duda alguna la ansiedad por pegarle al acumulado y ante todo por ser millonario ha hecho que más de uno salga a la calle a buscar el número de la suerte.

Algunos aseguran que el juego de lotería y de chances no era parte de sus intereses pero que a raíz del famoso acumulado han cambiado de opinión y ahora le apuestan a uno que otro número para jugarle a la suerte.

El acumulado tiene records en todo, hasta en el tema de la devolución. Según la JPS en los juegos pasados donde no se presentaba un sorteo de este tipo las devoluciones de chances y lotería de los vendedores era masivo, sin embargo, el juego actual ha hecho una gran variación.

Han tenido devolución de cero en chances y de un 2% a un 4% en la lotería.

Mientras usted le hace números al gran premio con agüizotes, simple intuición o le da gusto a su interés por un numero favorito, hay quienes están del otro lado aprovechándose de eso.

Se han aprovechado tanto de este sorteo que han logrado disparar un record en cuanto a denuncias por especulación, es decir, lo vendedores cobran más de lo que vale.