Última Hora

En Pacuare Nuevo de Limón nació un triunfador hace 20 años. Él es Pablito quien siempre cautivó a sus familiares y amigos por su forma de ser; un niño simpático y que siempre corría detrás de una bola.

Con sueños y anhelos fue creciendo junto a sus 4 hermanos en un hogar humilde y donde prevalecía el esfuerzo y la lucha que hacían sus padres para sacarlos adelante. Un hogar donde algunas veces había muchas necesidades.

Pacuare Nuevo de Limón es una comunidad donde se dan casos de venta drogas y algunas situaciones de vandalismo.

La mayoría de jóvenes se ven tentados a caer en vicios y en delincuencia.

Pablito siempre se esforzó por ser un buen ejemplo y dejó de lado todo lo que le hiciera daño a él y a sus seres queridos.

En Limón se vive una triste realidad: la falta de oportunidades para superarse, las pocas opciones laborales y la pobreza tentan a muchachos a caer en vicios e incrustarse en el temible mundo de las drogas.

Para sacar de esa realidad complicada y tenebrosa de las drogas y la delincuencia en Limón se desarrolló, lo que se considera un proyecto estrella:

Caribe Futbol Friends que a través del deporte les da opciones a muchachos talentosos y les permite desarrollarse como personas.

Solo hay un requisito, volver a las aulas. Este proyecto busca que ellos continúen sus estudios o si los abandonaron que los retomen.

Ellos reciben charlas y terapias que les dan herramientas para forjar un futuro cargado de éxito tanto en lo académico como lo deportivo.

La fundación Acción joven se encargó de darle vida a este proyecto y ahora 28 jóvenes entre los 15 y 20 años tienen capacitaciones todos los sábados.

Algunos de estos guerreros están luchando por salir adelante, dejar las drogas, dejar el vandalismo, prepararse, estudiar y ser exitosos.

A la semana les dan talleres de empleabilidad, habilidades blandas, atención al cliente y liderazgo.

Los integrantes de Caribe Futbol Friends son de varias comunidades limonenses entre ellas: Pacuare, Corales 1, Santa Eduviges y Limoncito.

Estos muchachos son de armas tomar y se comprometieron fielmente a que sus pueblos se verán cada vez mejor.

Por eso pintan murales, recolectan basura de las calles, realizan limpieza en las playas y son una mano amiga para los que más necesitan.

Algunos combinan sus estudios con el trabajo.

Aquí hay muchachos con un futuro prometedor y no necesariamente forman parte de Caribe Futbol Friends quienes tengan problemas con drogas o vandalismo, también hay jóvenes ejemplares.

Pablito se convirtió en un líder, de esos que vale la pena admirar.

Él trabaja en la construcción para salir adelante y ayudar a su familia, además estudia y practica su amado futbol.

Su sueño es ser arquitecto y defender los colores del equipo de su provincia en la primera división.

Pablo Aguirre, eres un gran ejemplo de esfuerzo para un pueblo cargado de jóvenes talentosos e inteligentes, como lo es, nuestro querido Limón.