Última Hora

El actor Henry Cavill, que saltó a la fama en el año 2013 por la película Superman, se rasuró el polémico bigote de 25 millones de dólares que Warner le pagó.

La noticia se difundió por medio de las redes sociales, luego de que Cavill lo publicara ante su más de 5.000.000 de seguidores.

#ShavedButNotForgotten

Una publicación compartida de Henry Cavill (@henrycavill) el

"Afeitado pero jamás olvidado", expresó el actor.

Se dice que el bigote fue muy polémico, porque la productora de la película "Misión Imposible: Repercusión" le prohibió al británico rasurarse hasta que terminara el rodaje de dicho proyecto.

Esto lo obligó regresar a las grabaciones de la Liga de la Justicia con el bigote, que debió ser retirado de su rostro mediante efectos digitales.

En el video, el actor bromea sobre su bigote y aseguró que casi le cuesta trabajo reconocerse frente al espejo.